A fondo
Subasta verde
Planta solar fotovoltaica. Getty Images

Euforia fotovoltaica y ausencia de planificación

La pérdida de avales por el escaso plazo para construir los 8.700 MW adjudicados en las tres subastas de renovables, son los riesgos que apunta el sector

 El pasado mes de junio, el ministro de Energía, Álvaro Nadal, alertaba del peligro de que inversores no profesionales acudiesen a la subasta de hasta 3.000 MW de capacidad renovable que su departamento preparaba para este mes de julio. La puja, técnicamente similar a la celebrada el 17 de mayo pero, a diferencia de aquella, con un sesgo favorable a la fotovoltaica, se celebró el pasado miércoles y cerró con un saldo sorprendente: se adjudicaron un total de 5.037 MW, de los cuales, 3.909 MW correspondió a la fotovoltaica y 1.128 MW a la eólica (en la de mayo esta tecnología se lo llevó todo, casi 3.000 MW, mientras esa tecnología solar se quedó a verlas venir.

A la vista de que los ganadores del grueso de la potencia son empresas solventes y conocidas, se podría concluir que la advertencia de Nadal ha surtido efecto. Sin embargo, ha sido el coste de los avales (60.000 euros/MW) que los inversores perderán si no tienen terminados los proyectos en 2020, el que ha disuadido a los pequeños inversores.

Una apariencia engañosa hasta que se supo que muchos pequeños proyectos habían acudido a la subasta parapetados detrás de un inversor de los considerados por el ministro como “profesional”. Se trataba de Cobra, la filial de ingeniería de construcción industrial de ACS, que ha encabezado la lista de adjudicatarias, con 1.550 MW de fotovoltaica, muy por delante de X-Elio, la segunda, con 455 MW, y con más del doble que la primera de eólica, Alfanar, con 720 MW.

Y es que, según fuentes empresariales, de los megavatios logrados por Cobra, más de 1.200 MW son proyectos de pequeños promotores, a los que ha aportado los avales (93 millones de euros en total) a cambio de construir sus parques, y solo unos 300 MW son de la filial de ACS. También a estos le podría dar salida una vez construidos.

En el sector se ironiza con que ir de la mano del grupo de Florentino Pérez es un negocio seguro: si en 2020 no están en funcionamientos todos los proyectos, “el Gobierno de turno, decretará una prórroga”. Y si el problema es económico - añaden-, “no se descarta un rescate, como el del almacén de gas Castor”, que construyó Cobra.

Muchos pequeños proyectos han acudido a la subasta parapetados tras la filial de ACS, Cobra

El resultado de la subasta, en la que se adjudicó un 60% más de la oferta de entrada, desató la euforia del sector fotovoltaico, cuyas asociaciones (UNEF, Anpier o APPA), llegaron a calificar el momento de “histórico”. No sin razón, pues, como subrayó algunos de sus representantes, esta tecnología ha podido demostrar que es la más competitiva del mercado, al ofrecer 32 euros/MW.

Sin embargo, tras el entusiasmo inicial, ha llegado también el análisis sosegado. Voces ecuánimes, tanto de la eólica como de la fotovoltaica (sectores ambos castigados por los recortes de la reforma eléctrica de 2013 y que han permanecido en el dique seco desde la moratoria aprobada un año antes) critican la falta de planificación y energética de un Gobierno que actúa “por impulsos y a empujones”. En este sentido, no pocos alertan de los riesgos que podría entrañar la construcción atragantada de tantos proyectos en tan corto plazo de tiempo.

La potencia adjudicada entre las tres subastas celebradas hasta ahora (la primera, en enero de 2016) suma la friolera de 8.700 MW. Un volumen que se considera adecuado pero que debería haberse ido instalando de manera paulatina en estos años y no de golpe.

Entre los riesgos que se avecinan, hay quien apunta al trasvase a terceros de muchos de estos activos antes de que se pongan en marcha; problemas financieros con los bancos y, sobre todo, a la pérdida de los avales por el incumplimiento de los plazos. Todo ello derivado del posible embudo en el suministro de los equipos (placas o aerogeneradores) o del encarecimiento del mismo al concentrarse la demanda en poco tiempo.

Este pesimismo demuestra que las heridas del sector siguen aún abiertas: por los recortes de sus ingresos; por una regulación disparatada (léase, el sistema retributivo único en el mundo basado en estándares o el caos de la normativa de autoconsumo) o por la desconfianza hacia un Gobierno prorrenovable por conveniencia y pronuclear por convicción.

No falta, sin embargo, quien confía en una industria global y potente, como es la de renovables, que fue capaz de atender la demanda en la época del gran desarrollo de estas energías en España, cuando se construían entre 1.000 y 2.000 MW cada año solo de eólica.

Unos y otros coinciden, no obstante, en el peligro de la falta de una política energética planificada de un Ejecutivo, más preocupado por anunciar que se van a cumplir los objetivos de lucha contra el cambio climático para 2020 o que los usuarios no van a pagar prima alguna por la energía verde que se va a incorporar al mercado. No toda la capacidad adjudicada en las subastas se construirá, como reconocen las propias empresas, a la vista de lo que ocurre en las celebradas en otros países.

De la falta de planificación da cuenta el que en la puja de mayo resultara ganadora exclusivamente la eólica, mientras que en la última lo haya hecho la fotovoltaica. En su afán de facilitar el camino a esta energía, en la celebrada esta semana, Nadal ha permitido que casaran todas las ofertas con descuento máximo, de ahí que se haya disparado hasta los 5.000 MW.

Un resultado que vendría a dar la razón a los críticos que aseguran que en España “no hay subastas, sino adjudicaciones a dedo”. Y a los que defienden un sistema de cupos para equilibrar el mix energético.

El ministerio ha conseguido estos encajes “a dedo” a través de las propias convocatorias. Teniendo en cuenta que lo que se subasta es la menor retribución a la inversión que está dispuesto a ofrecer el inversor, la mayoría ha ido al máximo descuento. Tras el fiasco de la primera, en la que el Gobierno no fijó un suelo (o precio de mercado mínimo garantizado) y se saldó con prima cero, en mayo, un suelo del 60% favoreció a la eólica, pues en caso de empate entre ofertas, esta ganaba por funcionar más horas al año.

La saturación de esta tecnología (se calcula que en la última han quedado fuera 1.000 MW, la mayoría eólicos) y su dificultad para competir con la rebaja del suelo fijada por el ministerio, ha llevado al triunfo a la tecnología más barata, la fotovoltaica, aunque su producción es menor. De hecho, la inversión real de los nuevos parques eólico será de un millón de euros/MW, los solares requerirán entre 600.000 y 700.000 euros.

Lista de empresas adjudicatarias

FOTOVOLTAICA

Participante

Potencia adjudicada (kW)
ALTEN EL CASAR, S.L. 13.020,00
ALTER ENERSUN S.A. 50.000,00
BIERTEC 2000, S.L. 100,00
CLIMASTER SOLAR FV, S.L. 3.911,00
COBRA CONCESIONES, S.L. 1.550.000,00
DALAR SOLAR SLU 1.620,00
DESARROLLOS FOTOVOLTAICOS MERIDIONALES 316.000,00
ENEL GREEN POWER ESPAÑA SL 338.670,00
ENGIE ESPAÑA, S.L.U. 50.000,00
FRES WIND MOON SYSTEMS, S.L. 23.750,00
GAS NATURAL FENOSA RENOVABLES 250.000,00
GESTAMP EOLICA, S.L. 24.000,00
GRUPO TEC SERVICIOS AVANZADOS S.A. 91.666,00
ISABEL SEVILLANO MARTÍN 500,00
JAÑEZ Y CARRERA, S.L. 1.000,00
JORGE ENERGY S.L. 9.400,00
LIPMES, S.A. 1.500,00
LOTAPERA, S.L. 182.500,00
METEO FOR ENERGY S.L. 300,00
MONEGROS SOLAR, S.A. 50.000,00
OPERATING BUSINESS 2, S.L. 20.000,00
OTRAS PRODUCCIONES DE ENERGÍA FOTOVOLTAICA, S.L. 200.000,00
PLANTA FV3, S.L. 250.000,00
RAIOLA FUTURE S.L. 1.500,00
RIOS RENOVABLES S.L.U. 21.000,00
SINLIMITSOL, S.L. 2.000,00
SOLAR FOTOVOLTAICA NAVARRA, S.L 1.146,00
SOLARPACK CORPORACION TECNOLOGICA, S.L. 100,00
SOLMAYOR ENERGIAS RENOVABLES S.L. 420,00
X-ELIO ENERGY, S.L. 455.000,00
TOTAL 3.909.103,00


EÓLICA

Participante


Potencia adjudicada (kW)

ALFANAR CO. 720.000,00
BOREAS TECNOLOGIA S.L. 5.000,00
FERGO GALICIA VENTO, S.L. 24.000,00
GREENALIA POWER, S.L. 133.333,00
GRUPO EMPRESARIAL ENHOL, S.L. 2.500,00
HOCENSA EMPRESA CONSTRUCTORA, S.A 49.000,00
IBERVENTO INFRAESTRUCTURAS S.L 171.585,00
INVEROLICA DE ABELLA S.L. 14.000,00
OPERACION Y MANTENIMIENTO DE MINICENTRALES HIDRÁUL 6.000,00
WIND HUNTER, S.L. 2.400,00
TOTAL 1.127.818,00

Fuente: Ministerio de Energía

Normas
Entra en EL PAÍS