Indra eleva su beneficio neto un 23% tras integrar Tecnocom

La tecnológica gana 37,9 millones y alcanza unas ventas de 1.379 millones, un 3,5% más

Su deuda neta se eleva a 745 millones, como resultado de la compra de Tecnocom

indra
Fernando Abril-Martorell, presidente de Indra.

La compañía tecnológica Indra ha obtenido un beneficio neto en el primer semestre del año de 37,9 millones de euros, lo que supone un 23% más frente al mismo periodo de 2016. La cifra ya integra Tecnocom, que consolida en sus cuentas desde el pasado 18 de abril.

Las ventas de la multinacional española hasta junio alcanzaron los 1.379 millones, un 3,5% más en términos reportados y un 2,4% más en moneda local. Según ha explicado la compañía a la CNMV, la integración de Tecnocom ha tenido un impacto positivo de 81 millones en los ingresos. Si se excluyera, las ventas se habrían reducido un 4% en moneda local y un 3% en términos reportados en el semestre. Tecnocom también contribuyó con 4,5 millones al resultado neto de explotación (ebit).

El resultado bruto de explotación (ebitda) de Indra subió un 7%, con respecto al año anterior, hasta los 108 millones de euros. Y el margen ebitda subió al 7,8% frente al 7,5% del primer semestre del año anterior.

Por segmentos, la división de Tecnologías de la Información aumentó sus ingresos un 7% en moneda local y un 9% reportado, elevando su peso relativo en el grupo hasta el 60% de las ventas. Los negocios que más subieron fueron Servicios Financieros, con un impulso del 21%, y Energía e Industria, con un 11%. Las divisiones que registraron caídas fueron las de Telecomunicaciones y Medios, y Administraciones y Sanidad, cuyas ventas retrocedieron un 2% en términos reportados, y un 5% y un 4% en moneda local, respectivamente.

Por países, las ventas subieron un 9% en España por la integración de Tecnocom (excluyendo su impacto hubieran descendido un 2%) y un 8% en Europa. Por el contrario, cayeron un 6% en términos reportados y un 11% en moneda local en América y un 6% reportado y un 7% en moneda local en Asía, Oriente Medio y África, según los datos facilitados por la compañía.

La contratación creció hasta junio a 1.660 millones de euros, un 3,8% más en términos reportados y un 2,4% más en moneda local. Si se excluye Tecnocom, esta se habría mantenido en niveles similares al año anterior en términos reportados, tras acelerarse en el segundo trimestre por el negocio de elecciones.

Deuda y generación de caja

Los otros ingresos, integrados fundamentalmente por los de capitalización de gastos de I+D (15 millones) y subvenciones (4 millones), fueron de 22 millones. La generación de caja en el primer semestre fue de -31 millones, “lo que muestra un comportamiento positivo teniendo en cuenta la estacionalidad propia de segundo trimestre y los cobros adelantados a meses anteriores”, señaló la compañía.

La deuda neta de la tecnológica se incrementó un 13% hasta los 745 millones de euros, principalmente debido al pago de la adquisición de Tecnocom. Sin esta operación, se habría situado en 554 millones. El nivel de apalancamiento de Indra asciende a 2,9 veces el ebitda de los últimos doce meses, aunque excluyendo a Tecnocom, se habría situado en 2,4 veces, nivel similar a diciembre de 2016.

A junio, la plantilla de Indra sumaba 39.509 empleados, un 13% más que en el primer semestre de 2016. Tecnocom ha aportado a esa suma 6.642 profesionales. Sin ellos, la plantilla de Indra se hubiera reducido un 6% frente al mismo periodo del año anterior.

Indra también anticipó un mejor comportamiento de los ingresos para la segunda mitad del ejercicio. “La relevante contribución positiva que se espera del negocio de Elecciones para la segunda mitad de 2017, junto con la mejor evolución de algunos negocios de Transporte y Defensa, permiten anticipar un mejor comportamiento de los ingresos”, destacó.

Entre abril y junio, la tecnológica obtuvo un beneficio neto de 17,1 millones, un 10% menos frente al mismo periodo del ejercicio anterior. La facturación de Indra en el mismo periodo fue de 741 millones,un 5% más en términos reportados y un 4% más en moneda local. Excluyendo Tecnocom, las ventas habrían caído un 7% debido a la estacionalidad de la Semana Santa y el negocio de Elecciones y la menor actividad en Transporte, según precisó a la CNMV.

Indra asegura que mantiene las mismas estimaciones de ingresos, margen de ebit y generación de caja antes de circulante ya comunicadas para el ejercicio 2017, y que no incluían la integración de Tecnocom.

Normas