Bebidas

El beneficio de Coca-Cola se desploma un 60%, hasta 1.170 millones

La compañía recibe el impacto negativo de la reorganización de sus embotelladoras

Los ingresos del grupo caen un 16%

Coca-Cola
Botellas de Coca-Cola. REUTERS

The Coca-Cola Company, el mayor fabricante mundial de refrescos, obtuvo un beneficio neto atribuido de 1.371 millones de dólares (1.177 millones de euros) en el segundo trimestre, una cifra que supone un retroceso del 60,2% respecto al mismo periodo de 2016 en gran parte debido al impacto en las cuentas de la compañía de la reordenación de sus embotelladoras en Norteamérica.

En concreto, el gigante de Atlanta ha asumido un impacto negativo de 653 millones de dólares (561 millones de euros) en relación con la amortización de activos de Coca-Cola Refreshments (CCR), principalmente como resultado de la reordenación de las actividades de embotellamiento en Norteamérica, además de un cargo de 41 millones de dólares (35 millones de euros) por la integración de las operaciones de embotellamiento en Alemania, desconsolidadas de sus cuentas en mayo de 2016.

Los ingresos de explotación de Coca-Cola entre abril y junio sumaron un total de 9.702 millones de dólares (8.329 millones de euros), un 15,9% menos que un año antes, como consecuencia del impacto de la renovación de franquicias de sus embotelladoras norteamericanas y de un efecto adverso del 2% del cambio de moneda.

"Nuestros resultados del segundo trimestre demuestran los progresos continuados en nuestras prioridades estratégicas para acelerar la transformación de nuestros negocios en una compañía de bebidas total con un crecimiento equilibrado a través de una cartera centrada en el consumidor", indicó James Quincey, presidente y consejero delegado de Coca-Cola desde el pasado 1 de mayo.

De este modo, en el primer semestre la multinacional obtuvo un beneficio neto atribuible de 2.553 millones de dólares (2.192 millones de euros), un 48,2% menos que un año antes, con un retroceso del 13,7% de sus ingresos de explotación, hasta 18.820 millones de dólares (16.159 millones de euros).

Entre enero y junio, Coca-Cola asumió un impacto negativo de 737 millones de dólares (633 millones de euros) por la reordenación de sus embotelladoras en Norteamérica, además de contabilizar un cargo de 240 millones de dólares (206 millones de euros) por la integración de sus actividades de embotellamiento en Alemania.

"Nuestra evolución nos da la confianza de que alcanzaremos nuestras metas para el conjunto del año incluso ante las difíciles condiciones del entorno que afrontamos", declaró James Quincey.

Normas