Fomento pacta la nueva ‘Operación Chamartín’ y se lanza al rescate de las autopistas quebradas

Ministerio, Ayuntamiento y DCN presentan mañana el proyecto ‘Madrid, Nuevo Norte’

Habrá batalla por las compensaciones a los financiadores de las concesiones

El ministro de Fomento, Íñigo Gómez de la Serna, junto a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena.
El ministro de Fomento, Íñigo Gómez de la Serna, junto a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena.

El Ministerio de Fomento se apresura a deshacer dos importantes nudos que vienen de años atrás: la conocida como Operación Chamartín y la reversión del ramillete de autopistas quebradas durante la crisis. Sobre la última operación, en el Gobierno no quieren oir hablar de rescate.

En el que se presenta como el gran revulsivo económico para Madrid, el ministerio que lidera Íñigo de la Serna presenta mañana el acuerdo con el Ayuntamiento y la empresa DCN (BBVA y Grupo San José). Junto al representante del Gobierno comparecerán en rueda de prensa al mediodía la alcaldesa Manuela Carmena, y el presidente de DCN, Antonio Béjar. Se trata de dar una salida al histórico proyecto urbanístico para la zona norte de la capital, encallado desde hace más de dos décadas.

Tras dos años de negociaciones entre las partes, desde la llegada del actual equipo de Gobierno al Ayuntamiento, de Ahora Madrid, finalmente verá la luz el proyecto Madrid, Nuevo Norte, el enésimo nombre que toma el plan urbanístico.

El número de nuevas viviendas quedaría en 10.500, por debajo de las 17.000 del plan del PP y por encima de las 4.600 que planteaba Ahora Madrid

Fue el propio ministro quien avanzó ayer que las negociaciones se encontraban “muy avanzadas” y que se conocería enn este jueves el diseño del nuevo plan, que afecta a terrenos de Adif en la capital, con una promoción desarrollada por DCN, una compañía propiedad de BBVA y Grupo San José. Esta última se ha disparado casi un 27% en Bolsa después de conocerse que había fumata blanca.

No se han hecho públicos los detalles concretos de esta nueva Operación Chamartín, si bien, el diario El País, informó la semana pasada que el pacto rebaja en un 34% la edificabilidad de la zona.

El número de nuevas viviendas quedaría en 10.500, por debajo de las 17.000 del plan del PP y por encima de las 4.600 que planteaba Ahora Madrid.

El pleno del Consistorio rechazó en mayo de 2016 la conocida como Operación Chamartín que planteaba para el norte de la ciudad la mayor intervención urbanística de Europa. Esta iba a prolongar en 3,7 kilómetros el paseo de La Castellana –principal arteria de Madrid– con la urbanización de más de tres millones de metros cuadrados y la construcción de las citadas 17.000 viviendas.

Bajo el nombre de Madrid Puerta Norte, Carmena planteó en su día rebajar a la mitad el área urbanizable –1,7 millones de metros cuadrados– y reducir de 17.000 a 4.600 el número de viviendas a ejecutar.

Seittsa entra en juego

Fomento reserva para el último Consejo de Ministros de julio la presentación del convenio abanderado por la sociedad estatal Seittsa para el rescate de las ocho concesiones de autopistas que van directas a la liquidación: las madrileñas AP-41, M-12, AP-36, R-2, R-3 y R-5, y R-4; la circunvalación de Alicante, y la autopista Cartagena-Vera.

El objetivo del Gobierno es relicitarlas en 2018 para que su explotación y costes de mantenimiento vuelvan a depender de la iniciativa privada. Además, se trata de hacer caja para hacer frente a las indemnizaciones por la caída de estas concesiones.

Entre el rescate y los nuevos concursos, el Gobierno espera batalla con los acreedores de las concesionarias, que son titulares de la Responsabilidad Patrimonial de la Administración (RPA), garantía de recuperación de la inversión en caso de la reversión anticipada por causas ajenas a las operadoras. Dado por hecho que las autopistas afectadas quebraron por el inesperado desplome del tráfico, motivado por la crisis, y los sobrecostes en expropiaciones de suelo y obras demandadas por la Administración, el Estado afronta una dura factura. El sector concesional y los fondos que compraron la deuda con descuento apuntan a una RPA de 3.500 a 5.000 millones de euros.

El ministro De la Serna se ocupó ayer de enfriar estas pretensiones al afirmar que la RPA será “sensiblemente menor de lo que en estos momento se está proclamando y seguramente pedirán los propio concesionarios”.

El macroplan urbanístico

- Cuatro zonas. El área incluida en el proyecto Madrid, Nuevo Norte sería de 2 millones de metros cuadrados, frente a los 3,2 millones planteados inicialmente, según informó Europa Press. Se diseñan cuatro zonas: Fuencarral-Tres Olivos, Fuencarral Malmea, Las Tablas y el distrito de Negocios, que tendrían coeficientes de edificabilidad independientes

- Gestión en el Ayuntamiento. La gestión del plan pasaría a manos del Ayuntamiento de Madrid, controlando tiempos y actuaciones, de modo que los técnicos municipales son los que se encargarían de la reforma a través de una modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

- La estación, en el centro. La estación de Chamartín se convertiría en el centro del nuevo barrio residencial y de servicios.

Normas