Ángel Vilá, el cuidador de los grandes accionistas de Telefónica

Ha jugado durante años un papel decisivo en la intensa actividad financiera de la compañía

Ahora, desde su puesto de consejero delegado, se ocupará del día a día de la teleco

Ángel Vilá, nuevo consejero delegado de Telefónica.
Ángel Vilá, nuevo consejero delegado de Telefónica.

Tiene fama de serio y estricto entre quienes le conocen. Y también de ser un hombre hábil con las finanzas. Seguramente por eso, durante muchos años Ángel Vilá ha estado al frente de este área en el grupo Telefónica. Y quizás, también por ello, el presidente ejecutivo de Telefónica José María Álvarez-Pallete –con quien comparte su perfil financiero– le ha elegido ahora como número 2 de la compañía.

El directivo es un veterano de la teleco española. Inició su carrera en la empresa en 1997 como controller del grupo, pero solo un año después ya había asumido el cargo de director financiero de Telefónica Internacional. En 2000 fue nombrado director de Desarrollo Corporativo y 10 años después sumó a sus funciones la gestión del grupo de Filiales, compuesto por Atento, T-Gestiona y Telefónica Contenidos.

César Alierta le promocionó en 2011 a director general de Finanzas y Desarrollo Corporativo, un puesto que recientemente pasó a denominarse de Estrategia y Finanzas. Además, incorporó dos responsabilidades adicionales, la de la gestora de fondos Fonditel y la estrategia corporativa.
Antes de incorporarse a Telefónica, este ingeniero industrial por la Universidad Politécnica de Cataluña, con un MBA por la Universidad de Columbia (Nueva York), había trabajado en Citigroup, McKinsey, Ferrovial y Planeta. Vilá es actualmente miembro del consejero de administración de Telefónica Deutschland, así como del Patronato de la Fundación Telefónica. Con anterioridad perteneció, entre otros, a los consejos de BBVA, Telco SpA, Atento, Telefónica Contenidos, Digital+, Telefónica Czech Republic, Endemol, CTC Chile e Indra SSI.

Ahora, Álvarez-Pallete ha recurrido al financiero, al hombre que habitualmente atendía las reuniones con los principales accionistas del grupo ajenos al núcleo duro, para que lleve las riendas del negocio, mientras el se ocupa de marcar las líneas estratégicas. Sin duda, le avala el papel decisivo que ha jugado en la intensa actividad financiera de Telefónica. Solo en los últimos cinco años, la teleco ha captado financiación por más de 70.000 millones de euros, con emisiones de bonos, híbridos e incluso una gran ampliación de capital como la realizada en 2015.

Igualmente, Vilá tiene en su lista de logros el haber trabajado en la reducción de los costes financieros de la operadora hasta llevarlos a mínimos históricos. Afinales del pasado año, los situó por debajo del 4%. Algo importante para una empresa con una deuda que afinales del primer trimestre era de 48.766 millones de euros.

El directivo también ha participado en operaciones tan significativas como las adquisiciones de O2, Brasilcel/Vivo, EPlus o GVT, así como en la OPV de Telefónica Deutschland, entre otras.

A partir de ahora, este catalán, aficionado al Barça y seguidor acérrimo de Messi, tendrá otras competencias que se alejan del terreno donde se mueve como pez en el agua, las finanzas y las fusiones y adquisiciones. Se volcará en el negocio, en el día a día de Telefónica, y todo en un momento de dura competencia. Un reto para el que se apoyará en los CEOs de cada país donde opera la teleco.

Normas