La industria vasca vive el ajuste posterior a la crisis

La industria vasca vive el ajuste posterior a la crisis

Empresas históricas en dificultades se sitúan al borde de la liquidación

Automoción, energía y digital son los sectores que triunfan

La industria vasca encadena una serie de sobresaltos por empresas muy conocidas y con trayectorias de décadas. En los últimos años han pasado de estar en dificultades a situarse ahora al borde del abismo. La lista incluye a Construcciones Navales del Norte (CNN), Fagor CNA, Muebles Xey, Vicrila y las fábricas de varias multinacionales. Entre todos suman más de 2.000 empleos que están en el aire.

Con objeto de calmar el ambiente, en medio de las críticas de los sindicatos y de las protestas de los trabajadores afectados, el lehendakari Iñigo Urkullu ha manifestado que el modelo industrial vasco, que arrancó hace 30 años en base al conocimiento fabril de Euskadi en áreas como la siderurgia y los bienes de equipo, “funciona y da resultados”.

Una reciente encuesta de la Cámara de Comercio de Bizkaia, realizada a empresas representativas de un censo integrado por más de 34.000 compañías, desvela que más del 87% de las firmas industriales sondeadas prevé aumentar sus ventas este año, e incluso un 37% de ellas aumentará plantilla.

Pero hay otros dos datos de ese informe que evidencian el problema que está acabando con las compañías en situación crítica. A pesar de la buena evolución general estimada para 2017, la mayoría de las empresas reconocen que han congelado los precios y han visto reducidos sus márgenes, por “la feroz competencia” en todos los sectores, según José Ángel Corres, presidente de la Cámara de Comercio de Bilbao.

Muebles Xey cierra tras más de medio siglo de trayectoria. La planta de General Electric en Bizkaia es historia al año y medio de su inauguración

En un repaso a las luces y sombras de la industria, el lado oscuro comienza por el astillero CNN, la antigua Naval de Sestao (Bizkaia). En preconcurso y con 215 trabajadores (y otros 1.840 empleos inducidos), su actividad es muy importante para la margen izquierda del Nervión. Necesita cubrir una ampliación de capital de 42 millones de la que se han descolgado sus principales accionistas, Ingeteam y Murueta (entre ambos suman el 76,50% de los títulos).

El problema nació de la contratación de un buque en unas condiciones económicas que convirtieron el encargo en un proyecto ruinoso. Ahora tiene que construir cuatro barcos, y como no cumpla los plazos de entrega llegarán las sanciones, según está pactado en este tipo de pedidos con las navieras. Su caballero blanco es el millonario asturiano Manuel de Dago, que se ha comprometido a cubrir el 80% de la ampliación.

Está afincado en Miami (Estados Unidos) y tiene 90 años. Su aportación, mientras corre el tiempo en contra de CNN, todavía no se ha producido. El astillero debe 40 millones a los proveedores y otros 150 millones a los bancos.
Fagor CNA también está en preconcurso, en este caso con un pasivo de 100 millones.

El grupo que preside Jorge Parladé admite ahora que erró los cálculos al adquirir hace tres años parte de los activos de la extinta Fagor Electrodomésticos.Pagó 12,5 millones y asumió otros 12,5 millones en créditos y avales. Sus cinco fábricas están paradas por falta de suministro. En la plantilla de 350 trabajadores (debieran ser 700, según el compromiso que asumió CNA ante el juez del concurso de la antigua Fagor), habrá 30 despidos porque se abandonará la producción de lavadoras.

La secuencia de noticias negativas continúa con el cierre de la fábrica de cocinas de Xey en Zumaia (Gipuzkoa). El fin a 56 años de trayectoria industrial. Supone 170 despidos y deudas sin pagar por 30 millones. Más longeva es la historia de Vicrila, fabricante de envases de vidrio, principalmente copas de mesa. La planta de Lamiako (Bizkaia) está sin actividad después de 127 años moldeando vidrio. En el aire quedan 290 empleos. La consultora Gestiber está dispuesta a reflotar la empresa, en crisis tras un fallido proyecto en México, pero con una rebaja salarial del 20% y una ampliación de la jornada anual en 10 días.

La eólica trae buenas noticias
Puerto de Bilbao. Este lunes se pone la primera piedra de la futura fábrica de Haizea Wind en los muelles del puerto de Bilbao. Producirá torres para turbinas marinas con centenares de trabajadores. Precisamente el sector eólico será protagonista en 2019 en Euskadi del congreso internacional Wind Europe. Tendrá lugar en BEC con la asistencia de 9.000 profesionales y gracias en parte a que varias multinacionales de esta industria tienen su sede en el País Vasco, como Siemens Gamesa e Iberdrola.

Gestamp. Euskadi también cuenta con un importante sector de componentes de automoción, con las cotizadas CIE y Gestamp como referentes. El ámbito de la industria 4.0 también suma puntos al PIB, con protagonistas como Dominion, que este mes ha comprado la red de tiendas The Phone House por 55 millones. El sector aeronáutico, con cartera de trabajo para las próximos décadas, también está muy consolidado, al igual que el de bienes de equipo. Durante el viaje de los Reyes de España a Reino Unido, el fabricante de trenes. CAF anunció una inversión de 38 millones en una nueva fábrica en la ciudad galesa de Newport con 300 profesionales.

General Electric. GE cerrará su planta de Ortuella (Bizkaia) con 147 empleados. La papelera CEL está en concurso de acreedores, sin electricidad en sus cuatro fábricas y con 245 trabajadores. El grupo Bosch ha puesto a la venta su factoría de planchas de Vitoria. Tiene 260 operarios.

Normas
Entra en EL PAÍS