Patrimonio de los fondos de inversión inmobiliaria pulsa en la foto

Los fondos captan 155.000 millones para volver a niveles precrisis

A cierre de junio el volumen alcanzaba los 252.510 millones

La mejora de la economía y los mercados favorecen este incremento

Los fondos de inversión están de enhorabuena. El patrimonio de estos productos recupera el brillo perdido en los años más duros de la crisis y según los datos provisionales de junio que elabora Inverco, el volumen de activos de los fondos de inversión mobiliaria concluyeron el sexto mes del año en los 252.510 millones de euros.Esta cifra supone un alza del 15,7% respecto al mismo periodo del año anterior, momento en que el volumen ascendía a 218.139 millones.
Lo más significativo de este ascenso, no obstante, es que el patrimonio de los fondos de inversión retorna a niveles previos a la crisis. En 2016, un año antes de que el estallido de burbuja inmobiliaria enEstados Unidos acabara sacudiendo al conjunto del sistema financiero, el volumen de estos productos se situaba en los 254.323 millones.

Lejos quedan ya los 122.322 millones registrados en 2012, mínimo de la crisis. Desde entonces, las suscripciones netas alcanzan los 155.102 millones de euros.Hace cinco años la retirada del dinero por parte de los inversores, que decidieron llevar sus ahorros al banco con el objetivo de preservar su capital, unido a la depreciación sufrida por los importes que permanecían en los fondos llevaron al patrimonio de los mismos a cotas por debajo incluso de las registradas en el 2000.
El renacer de los fondos de inversión mobiliaria responde tanto a fundamentos macroeconómicos como de mercados.La buena marcha de la economía ha incentivado el consumo doméstico a la vez que contribuye a que las familias mejoren su tasa de ahorro. Mientras en los años de mayor inestabilidad las familias y el resto de inversores procedieron al desapalancamiento, a día de hoy buscan alternativas para rentabilizar sus inversiones.

Desaparecidos los superdepósitos, como consecuencia de los bajos tipos de interés –el precio del dinero en la zona euro se sitúa en el 0%, su mínimo histórico– y ante el riesgo de invertir de manera individual, son muchos los que se decantan por los fondos como la opción preferida. Dejar en manos de profesionales la gestión de las finanzas parece ser la opción que más convence a las familias españolas.

De hecho, según el informe anual de Inverco de 2016, unos de los rasgos que caracterizan la inversión colectiva en España y que le distinguen de otros países es la elevada tenencia de fondos de inversión domésticos en manos de las familias. “Las tres cuartas partes del partes del patrimonio de los fondos de inversión europeos están en manos de inversores institucionales.En España, los partícipes son institucionales que apenas acumulan el 20% del total del patrimonio”, señala el informe.

En los seis primeros meses de 2017, los fondos de inversión experimentaron un crecimiento de 17.900 millones (los mobiliarios elevaron su patrimonio en 17.091 millones) en contraposición a la disminución de los 1.727 millones del mismo periodo del año anterior. Hasta junio, y de acuerdo a los datos recabados por la patronal que agrupa a las entidades de inversión colectiva, las suscripciones netas en fondos de inversión aportaron dos de cada tres euros al aumento patrimonial.La tercera parte restante tuvo su origen en la revalorización de cartera por efecto de mercado.

Con junio (1.513 millones) los fondos de inversión suman ya 16 meses consecutivos de suscripciones netas. En la primera mitad de 2017 acumulan 11.653 millones de entradas, 10.000 millones más que en el mismo periodo del pasado ejercicio.

Los mayores incrementos del patrimonio corrieron a cargo de los fondos globales. En junio sumaron 2.100 millones más, pero si se remonta a principios de año, este ascenso supera 8.900 millones, lo que supone un crecimiento del 42,8%.

A cierta distancia le siguieron los fondos de renta variable nacional que incrementaron su volumen un 29,9% (1.654 millones). La buena marcha de la Bolsa española –en el primer semestre el Ibex 35 concluyó con un ascenso del 11,7%– ha favorecido este comportamiento. Inverco resalta, además, que “la relativa tranquilidad presente en los mercados, está facilitando una ligera disminución de la aversión al riesgo del ahorrador nacional, favoreciendo un cambio de tendencia en el mix de producto con mayor presencia de la renta variable”.En los seis primeros meses de 2017 los productos de esta clase suman 3.900 millones de captaciones netas.

Esto no supone impedimento alguno para que los fondos de renta fija sigan siendo los que lideran el ranking en lo que a volumen se refiere. Aunque en el acumulado hasta junio el patrimonio cayó un 4%, es el que acumula un importe mayor, con 58.240 millones a cierre de junio. Siguiendo esta línea, el segundo puesto lo ostentan los fondos de renta fija mixta con 42.031 millones.

Rentabilidad media del 4,7%

La rentabilidad media de los fondos de inversión cerró junio en el 4,7%. No obstante, este rendimiento no ha sido homogéneo en todas las categorías.

Renta variable nacional. Los agrupados bajo esta categoría lideran los rendimientos.Aunque en el sexto mes del año corrigieron un 0,94% como consecuencia de la consolidación de experimentada por las cotizadas españolas tras la revalorización de los cinco primeros meses de 2017, en el acumulado del ejercicio la rentabilidad alcanza el 14,7%. Le siguen los fondos de renta variable internacional, con un 7,34%.

Monetarios. Solo los monetarios son los que en el conjunto del ejercicio registran pérdidas

Normas
Entra en EL PAÍS