Transporte aéreo

La británica Easyjet abre filial en Austria para asegurar su negocio en la UE tras el ‘brexit’

Pide certificado de operador y licencia para la nueva Easyjet Europa

La sede central y la cotización bursátil del grupo se mantendrán en Londres

Easyjet se blinda ante el brexit
La directora ejecutiva de Easyjet, Carolyn McCall.

La única de las grandes compañías aéreas europeas que consolida sus resultados en libras y una de las que mayor dependencia tiene del mercado británico, Easyjet, comienza a escapar de los posibles efectos del brexit sobre el sector aéreo europeo. La aerolínea naranja ha anunciado una especie de petición de asilo a Austria, con la solicitud del Certificado de Operador Aéreo (AOC por sus siglas en inglés) a Austro Control y de la licencia de operador en el país al Ministerio austriaco de Transporte, Innovación y Tecnología.

Easyjet, que espera “en breve” la concesión del certificado y de la licencia, blinda de este modo sus derechos aéreos en Europa ante la incertidumbre sobre el resultado de las conversaciones acerca del futuro acuerdo de aviación entre Reino Unido y la UE.

Con la luz verde de Austria, la low cost británica lanzará una nueva aerolínea, Easyjet Europa, con sede en Viena. La dirección del grupo aéreo puntualiza que este nacimiento supondrá la creación de puestos de trabajo en Austria, pero descarta la deslocalización de empleos de Reino Unido. “Todos los trabajadores de Easyjet en Reino Unido continuarán en Luton y las 11 bases existentes en el país, y mantendrán sus puestos como hasta ahora”, señaló en un comunicado.

El nacimiento de Easyjet Europa supondrá la creación de puestos de trabajo en Austria, pero se descarta la deslocalización de empleos de Reino Unido

La firma de tarifas económicas debe un 40% de su tráfico a Reino Unido y, de momento, no ha notado el impacto de la debilidad de la libra en su factor de ocupación, del 90,2% en el primer semestre fiscal.

La nueva empresa permitirá a Easyjet seguir enlazando países europeos y operar vuelos domésticos en cada uno de ellos. La firma explica que los pilotos y tripulaciones, e incluso la flota, de Easyjet Europa será la de su matriz, estando ya basados en distintos mercados.

La presencia de Easyjet en Austria cumple ya 11 años, aportando un millón de pasajeros con partida o llegada desde ese país en el ejercicio 2017. Esta última cifra supone un incremento del 60% respecto a 2016.

Nuevos exámenes

La gestión del AOC conlleva trámites como la actualización de los sistemas y procesos de seguridad. La empresa que dirige Carolyn McCall explica que la elección de Austro Control se debe al “riguroso enfoque en la regulación de seguridad”.

Easyjet gestiona ya certificados de operador en Reino Unido y Suiza, donde tiene domiciliadas sendas aerolíneas. Estas dos y la de nueva creación dependerán de la cotizada con sede en Londres Easyjet plc.

Pese a este movimiento, Easyjet dice seguir en la batalla de presionar para que Reino Unido y la UE lleguen a un pacto sobre aviación que permita los vuelos entre ambos territorios. Una iniciativa en la que también está embarcada IAG, holding en el que se engloba British Airways junto a Iberia, Aer Lingus y Vueling.

Easyjet tiene base en seis de los 27 países de la UE, incluida España, donde también ha lanzado la experiencia de una base estacional en Mallorca. En estos mercados, que conformarán la futura Easyjet Europa, cuenta con un centenar de aviones y unos 4.000 empleados. La empresa también puntualizó que todos sus trabajadores están contratados bajo la normativa del país en el que están basados.

Normas