Ingresos de las cinco grandes ligas europeas pulsa en la foto

La temporada de fútbol de los 15.000 millones de euros

Las cinco grandes ligas europeas alcanzarán esa facturación este ejercicio

Los derechos televisivos seguirán empujando al alza las cifras

La industria del fútbol atraviesa una nueva época dorada. El grifo de los ingresos se ha abierto y parece que, al menos a medio plazo, no se va a cerrar. Derechos audiovisuales, el renovado apetito de las empresas por el patrocinio y una explotación creciente de los estadios permiten al sector, y sobre todo a las principales ligas europeas, aumentar cada año sus cifras de resultados.
Así lo pone de manifiesto la última edición del estudio Football Finance, de Deloitte, que analiza la evolución de las finanzas del fútbol europeo hasta la temporada 2015/16. En ese último ejercicio, la totalidad del sector, incluyendo clubes, ligas y federaciones nacionales, junto a UEFA y FIFA, generó un negocio de 24.600 millones de euros, casi 3.000 más que el año anterior, lo que equivale a un crecimiento cercano al 13% en un año.

Buena parte de ese aumento viene motivado por los clubes de las cinco grandes ligas europeas:la inglesa, la alemana, la española, la italiana y la francesa. Sus ingresos conjuntos crecieron en 1.400 millones de euros en un solo año, una variación del 12%. Entre las cinco suman 13.400 millones, lo que significa producir entre ellas solas el 54% de todo el dinero del fútbol continental. En la temporada pasada, a falta del cierre definitivo de los datos, la cifra ascendió a 14.270 millones, y para la que va a empezar, las cinco grandes ligas lograrán romper la barrera de los 15.000 millones, según prevé Deloitte.

Un objetivo que, como destacan desde la consultora, se ha hecho esperar más de la cuenta. La predicción inicial era alcanzar esos 15.000 millones en la temporada 2016/2017. Sin embargo, la pérdida de valor de la libra tras la victoria del sí a la salida de Reino Unido de la UE, de un 11% en los últimos 12 meses, lo ha retrasado un año. Algo que se ha dejado sentir entre los clubes de fútbol ingleses, aunque estos han sido, y seguirán siendo, los motores del crecimiento económico del fútbol europeo. El informe de Deloitte prevé que la Premier superará durante la próxima temporada los 5.000 millones de euros en ingresos, gracias al lucrativo contrato televisivo que entró en vigor el pasado verano, y que ha supuesto un incremento medio del 45% en los ingresos de los equipos por este concepto. Por ejemplo, el Sunderland, club que quedó último, ingresó 105 millones de euros, una cifra que en España solo igualan o superan Atlético de Madrid, Real Madrid y Barcelona. De esta forma, la Premier generará por si sola una tercera parte de todos los ingresos de las cinco grandes ligas europeas.

Precisamente la liga española se colocó la temporada 2016/2017 como la segunda competición que más ingresa, superando a la alemana, merced a la venta centralizada de los derechos audiovisuales estrenada el año pasado. Pasó a unos ingresos de 2.840 millones, un 16% más, por los 2.790 del torneo alemán. “El impacto de la venta colectiva de derechos por retransmisión en la Liga es evidente. Los ingresos combinados y la rentabilidad de los clubes aumentaron más rápido que en cualquiera de las otras cuatro grandes ligas europeas”, apunta Fernando Pons, socio de la división de deportes de Deloitte.

Aunque, eso sí, la consultora prevé que el orden vuelva a cambiar en el curso que empieza. La Bundesliga estrena un contrato televisivo, tanto a nivel nacional como internacional, que elevará su facturación total a los 3.200 millones. Mientras, la española se quedará en 2.990, y la italiana y la francesa quedarán sin apenas variaciones. En todos los casos, los derechos audiovisuales son los grandes generadores de nuevos ingresos. El 80% del crecimiento de la facturación en estas grandes ligas, entre la temporada 2015/2016 y la 2017/2018, tiene como explicación este concepto. La menos dependiente del mismo es la alemana, que cuenta con una mayor proporción de ingresos comerciales. Mientras, en las ligas inglesa y española las televisiones suponen más del 50% de los ingresos. Unos operadores que, como adelanta el informe de Deloitte, se verán amenazados por la entrada de nuevos jugadores al mercado de derechos, con empresas como Amazon, Facebook o Twitter firmando distintos acuerdos.

La revalorización de los derechos audiovisuales explica el 80% de los nuevos ingresos de las ligas desde 2015

Más ingresos, mayores sueldos

La mejora de los ingresos está permitiendo consolidar la rentabilidad de las ligas inglesa, alemana y española. Esta última logró un saldo positivo de 297 millones en la temporada 2015/2016, aún muy lejos de los 683 de la Premier. Y a más recursos, más gasto en sueldos. En el campeonato inglés se destinaron 3.047 millones a este fin en esa misma temporada, el 63% de la facturación total, más del doble que en España y Alemania, que no llegaron a 1.500. En la Premier, el gasto medio de cada equipo en su plantilla era de 152 millones, por 75 en España y Alemania.

Normas
Entra en EL PAÍS