Las cadenas de restaurantes elevan sus previsiones de crecimiento al 6,5%

La patronal prevé 700 aperturas al cierre del año, frente a las 450 previstas a inicio de año

La inversión también aumenta y se quedará en torno a 127 millones

Vips Rodilla cadenas de comida rápida
Un local de Vips y otro de Rodilla en el centro de Madrid.

“La economía está de dulce”. Con estas palabras se refirió este jueves Octavio Llamas, presidente de Marcas de Restauración, al contexto económico que ha hecho a la patronal de la restauración organizada mejorar sus previsiones para este ejercicio. La organización empresarial confía en terminar el año con un crecimiento del 6,5%, frente al 4,6% previsto al arranque del ejercicio.

La patronal, en la que se enmarcan empresas como Vips, Rodilla, McDonald’s o Telepizza, entre otros, calcula que cerrará el ejercicio con una facturación de unos 10.600 millones de euros, la cifra más alta para el sector. Pese a aumentar en un 40% la previsión en el crecimiento, la cifra se queda todavía por debajo de lo alcanzado en 2016, cuando cerró con un aumento de más del 7%.

La organización empresarial engloba a un total de 36 cadenas de restauración que operan en España y que, según sus datos, aportan en torno al 0,56% del PIB español. El objetivo es situarse en torno al 30% del total de la hostelería.

El responsable de la patronal ha argumentado que este incremento del 6,5% está “garantizado” y puede ser incluso mayor dependiendo del verano. “Vamos a volver a duplicar el ritmo de la economía”, retieró.

Llamas achacó esta mejora de las expectativas al crecimiento del consumo fuera del hogar. “Los españoles han vuelto a consumir, echaban de menos salir y ahora lo vuelven a hacer”, ha apuntado el directivo, también responsable de Auto Grill.

Aunque en menor medida, el incremento en las previsiones también se debe a la llegada de turistas a España. “Podemos llegar a los 83 millones de llegadas y situarnos como segundo destino turístico, esto nos ayuda”, añadió el directivo.

La mejora de las previsiones afecta también a las aperturas y a la inversión que llevan a cabo las empresas. Si al arranque del ejercicio las cadenas calculaban cerrar el año con 450 nuevos locales, Llamas aseguró que “a estas alturas ya se han superado las 300”. Por ello, el sector de la restauración organizada, como se conoce a estas cadenas, calcula que 2017 concluya con 712 locales más.

Esa ampliación de la red de las cadenas se traducirá también en un aumento de la inversión en el sector. Las empresas, que a comienzos del año preveían destinar 75 millones de euros a estos planes de crecimiento, ya prevén que se aumente hasta los 127 millones.

Al incremento del sector también está ayudando la creciente tendencia hacia la comida a domicilio. “Va como una moto y crece a ritmos de hasta dos y tres dígitos”, aseguró Llamas.

El directivo defendió que es compatible la importante inversión en aumentar las redes con la apuesta por el reparto de la comida a domicilio. “Las empresas buscan tener suficientes establecimientos para poder cubrir los envíos”, señaló. “Los 30 minutos son la gran pelea en el sector, Telepizza nos acostumbró a ello”, añadió.

Llamas argumentó que lo que sí provocaráserá un cambio en los locales de los restaurantes. “Es muy probable que se apueste por reducir el tamaño del salón y ampliar las cocinas y las zonas de carga para los vehículos de reparto”, argumentó.

Normas