Orange
Logotipo de Orange.

Orange arrancará la creación de su banco en España con una filial y personal especializado

La teleco prevé desplazar empleados desde Francia para ayudar al proyecto

Dará formación bancaria a trabajadores de sus tiendas

Orange ya está trabajando en el desarrollo y la implantación de Orange Bank, su nuevo banco móvil, en el mercado español. Bajo los planes ya en marcha, la intención de la operadora pasa por crear una nueva filial sobre la que asentar la estructura societaria del banco, que funcionaría con la ficha bancaria que la teleco tiene ya en Francia a través de su filial Groupama Banque.

De igual forma, Orange tiene previsto afrontar nuevas contrataciones de personas en España, que tengan experiencia y estén especializados en el sector bancario, según ha explicado la compañía a los representantes sindicales. El proyecto tiene una gran complejidad por los productos y servicios que se comercializan, y la empresa considera que necesita profesionales en el ámbito financiero, en el que ya hay una dura competencia.

Además, y dada la complejidad del proceso de creación de la nueva entidad financiera, Orange desplazará a España personal desde Francia, donde ya se está activando Orange Bank. Su objetivo será ayudar a la puesta en marcha de los servicios financieros.

Orange, igualmente, tiene previsto ofrecer planes de formación específicos sobre el sector bancario, para el personal de sus departamentos comerciales así como de sus propias tiendas. Y es que estos establecimientos asumirán un papel de relevancia para apoyar la comercialización de los servicios financieros y dar a conocerlos entre los posibles clientes.

Dentro de estos trabajos de implantación de Orange Bank en España, la operadora no descarta movilidades internas que pudieran cubrir posibles plazas vacantes en este ámbito de nueva creación.

En términos de beneficios laborales, Orange ofrecerá a sus actuales empleados beneficios y condiciones especiales en la contratación de los servicios bancarios. Asimismo, la nueva plantilla de Orange Bank podrá contratar los servicios de telefonía de la teleco, también con condiciones más favorables.

En cualquier caso, la empresa tiene todavía un largo trabajo por delante. Su intención es lanzar los servicios bancarios en España durante el segundo semestre de 2018. Orange Bank llegará a España con los mismos servicios que en Francia. El hecho de que Orange haya elegido España como segundo país en el que se lance el banco móvil es consecuencia de la relevancia que este mercado tiene para la empresa. Y es que Orange España, que sumaba cerca de 15,76 millones de clientes de telefonía móvil al cierre del primer trimestre del año, aporta casi el 13% de los ingresos totales del grupo francés.

El proceso, de todas maneras, no es fácil. En el caso de Francia, la compañía ha decidido posponer el lanzamiento de Orange Bank y prolongar la fase de pruebas. La teleco francesa reiteró que el lanzamiento comercial tendrá lugar después del verano. Inicialmente, la intención de la empresa era lanzar los servicios esta misma semana.

En un comunicado el pasado fin de semana, la operadora explicó que las pruebas con sus empleados empezaron en mayo pasado, reconociendo que todavía no se han alcanzado los estándares y criterios de excelencia en términos de la calidad y confiabilidad “que la compañía espera”.

Orange reiteró que su objetivo es lanzar un servicio bancario de alta calidad para los clientes, y se tomará todo el tiempo necesario para asegurar que se cumplen las expectativas.

En términos generales, Orange Bank es una parte clave del plan estratégico de la compañía Essentials2020, y uno de los pilares de expansión hacia los nuevos negocios digitales. La compañía también busca un factor diferenciador frente a sus competidores, además de encontrar fórmulas con las que mejorar la fidelidad de sus clientes.

El objetivo inicial de Orange, antes del citado aplazamiento hasta después del verano, pasa por alcanzar en 2018 unos ingresos por los servicios bancarios de 400 millones de euros, y llegar a dos millones de clientes solo en Francia. Para alcanzar estos objetivos, el grupo quiere sacar partido de su amplia presencia territorial a través de su red de tiendas.

El presidente de la operadora, Stéphane Richard, dejó claro la pasada primavera que, a partir de ahora, “Orange es también un banco”.

La compañía dio un paso decisivo en esa dirección a principios del pasado año, tras establecer una alianza estratégica con Groupama. El acuerdo incluía la adquisición de un 65% del capital de Groupama Banque por parte de la operadora, que se ha convertido en el pilar principal de todo el proyecto. A su vez, la entidad bancaria conserva el 35% restante.

Productos y servicios

Orange lleva trabajando en el desarrollo de su banco móvil muchos meses. En su evento anual de innovación, celebrado la pasada primavera, su presidente, Stéphane Richard, aseguró que el proyecto “ha sido concebido por expertos digitales y enfocado en la experiencia del cliente”. La teleco explicó que los clientes podrán gestionar sus cuentas bancarias de forma fácil desde la aplicación móvil de Orange Bank.

Entre otras funciones, los usuarios podrán hacer pagos desde el smartphone, realizar transferencias bancarias a través de mensajes cortos SMS, seguir su cuenta en tiempo real y ver la ejecución de transacciones y suspender la tarjeta de crédito en tiempo real desde la aplicación con un clic. De igual forma, el cliente contará con un asistente virtual las 24 horas del día para resolver posibles incidencias. Orange señaló que el 100% de las transacciones e interacciones entre el cliente y el banco se podrán realizar con el teléfono móvil.

El nuevo banco, no obstante, deberá encarar una dura competencia. Para atraer usuarios, Orange Bank no cobrará comisiones a los clientes ni en la tarjeta de débito ni en la cuenta al hacer pagos. Además, la cuenta no requerirá ningún importe mínimo para ser abierta. Eso sí, para obtener esas ventajas, el cliente tendrá que realizar un mínimo de tres pagos al mes con la propia aplicación de Orange Bank, que según explicaron los responsables de la operadora en el citado encuentro de París.

Normas
Entra en EL PAÍS