Estos son los perfiles laborales que busca la banca

Los especialistas en Big Data y tecnología, los más demandados

Requieren menores de 45 años con experiencia

Empleo
Una oficina de La Caixa.

Lejos queda la época en que los empleados de la banca se dedicaban a realizar ingresos detrás de una ventanilla. La implosión de las nuevas tecnologías en el mundo de las finanzas y el desarrollo de las fintech han llevado a los grandes bancos a modificar el tipo de trabajador más buscado. En medio de procesos de Ere y modificación del negocio, ponen la vista en ingenieros, especialistas en tecnología y big data.

Por detrás, figuran los especialistas en riesgos y financieros, según el Primer Estudio sobre Talento Financiero elaborado por la multinacional MOA BPI group. Le siguen los expertos en Marketing, comerciales y de Recursos Humanos. Frente a ello, Juan José Berbel, director general de España y Portugal de MOA BPI, explica que frente a lo que ocurría años atrás, el back office ya no es tan reclamado derivado por la transformación digital del sector y el proceso de concentración que experimenta.

A pesar de que los máster ganan recuperación entre los recién licenciados, la mayoría de los directores de Recursos Humanos de bancos españoles explica que prefiere a trabajadores in estudios de posgrados. Se inclinan mayoritariamente por contratar a profesionales entre 25 a 35 años. Seguidos muy de cerca de los menores de 25 años y los comprendidos entre los 35 y 45 años. Eso sí, con una experiencia laboral de mínimo tres meses.

Entre las titulaciones preferidas las tradicionales de Económicas o Empresariales conservan su papel preponderante para los bancos. Sin embargo, las ingenierías e informática ganan peso entre las preferencias de los reponsables de contrataciones. Por el contrario, los titulados en Derecho o Marketing son los menos preferidos.

Finalmente, y ante la precariedad laboral que denuncian muchos jóvenes profesionales, la banca presume de fortaleza en ello. La mayoría de los encuestados asegura que entre las nuevas contrataciones predominan las fijas y que, en el caso de los temporales, son de seis meses o un año. También tratan de atraer a nuevos profesionales anunciando altos salarios. El más frecuente entre 15.000 y 30.000 euros anuales, seguido de la horquilla que va de los 30.000 a los 40.000 euros.

Normas