Euro dólar en el año y mapa precios Bolsa Ampliar foto

El Ibex registra su mayor caída en mes y medio, ¿qué pasa?

El selectivo español cedió un 1,7%

El euro, por encima de 1,14 pese a la matización de Draghi

El eco de las palabras de Mario Draghi se dejan sentir con fuerza en los mercados incluso dos días después de su intervención en Sintra. A pesar de la matización efectuada por el BCE, los inversores se quedan con las palabras del banquero italiano que afirmó que las presiones deflacionistas han dado paso a las inflacionistas.Pero advirtió que el proceso de normalización monetaria será gradual y debará ajustarse a la realidad macroeconómica.

Los inversores interpretan que Draghi empieza a preparar al mercado para el fin de las políticas ultralaxas. Esto no quiere decir que se ponga fin de la noche a la mañana a la estrategia que impera desde la segunda mitad de 2012, pero el presidente de la institución parece que es partidario de el lema más vale prevenir que curar. Todo esto se ha traducido en las últimas tres sesiones en una subida del euro y de las rentabilidades de la deuda. A esto se sumó este jueves un ingrediente más, las caídas de las Bolsas.

Bolsa: La sesión en la Bolsa fue de más a menos.El Ibex 35 comenzó la jornada con ascensos próximos al 0,5%, pero conforme fue avanzando la jornada, el selectivo español empezó a debilitarse hasta cerrar la sesión con una caída del 1,6%. La de hoy es la mayor caída registrada por el selectivo español desde mediados de mayo cuando las noticias que llegaban desde EE UU ponían en duda la capacidad de Donald Trump de sacar adelante su programa reformista.De momento la reforma sanitaria no se aprobará hasta pasado el 4 de julio, con lo que la esperada rebaja de impuestos a empresas y familias se aplaza aún más.

IBEX 35 10.360,20 -0,25%

Las caídas registradas por la Bolsa española y la europea en su conjunto obedece a la recogida de beneficios por la que apuestan los inversores un día antes de que concluya el primer semestre, periodo durante el cual el Ibex sube un 12,6%, hasta los 10.531 puntos. “El siguiente nivel importante a vigilar son los 10.377 puntos a los que cerró antes del gap alcista que se produjo tras la victoria de Macron en las elecciones francesas”, señalan desde Self Bank.

Solo Bankinter (0,17%) y Dia (0,4%) escaparon a la tendencia bajista. Los mayores descensos de la Bolsa española corrieron a cargo de ACS, que cedió un 3,9%, Indra (-2,83%), Grifols(-2,69%) y Red Eléctrica (-2,57%).

Las caídas registrada por la Bolsa española no fueron una excepción. El resto de índices europeos también registraron pérdidas. El Cac francés lideró los descensos con recorte del 1,88%. El Dax alemán cedió un 1,83%; el Euro Stoxx, un 1,82%; el Mib italiano, un 1,63% y el FTSE británico, un 0,51%. Al otro lado del Atlántico los inversores también apostaron por la corrección.

En una sesión en la que se revisó al alza el PIB de EE UU del primer trimestre que pasa del 1,2% al 1,4% gracias al repunte del consumo. Pero esto no fue suficiente para animar a los inversores, los mismos que en las últimas tres semanas han puesto en la diana a las empresas del sector tecnológico.

Euro: La divisa europea sumó su tercera subida consecutiva. Al cierre de los mercados europeos la moneda única subía un 0,4% en su cruce frente al dólar y superaba la barrera de los 1,14 biletes verdes. Es decir, alcanzaba máximos que no registraba desde mayo de 2016 y en lo que va de semana sube un 2,14%. Estos ascensos que se produjeron en respuesta a las declaraciones de Draghi esconden tras de sí un conjunto de factores que hasta la fecha lastraban a la divisa, según Manuel Ortiz-Olave, jefe análisis de Monex Europe para España.

Estas causas se resumen en cuatro: el riesgo de Le Pen en Francia, las elecciones en Alemania, la deuda griega y la crisis bancaria italiana. “Y de estos cuatro focos de riesgo prácticamente tres han desaparecido”, asegura. “Macron ha frenado el auge populista en Europa, Merkel va mejor en las encuestas y lo único es que Italia sigue siendo el elefante en la habitación y puede tener consecuencias para el euro, pero en general el retorno de la confianza en la zona euro se está notando”.

Renta fija: La rentabilidad de la deuda europea no quiso quedarse atrás en las subidas.A diferencia de otras veces en donde era la periférica la que sufría las presiones, en esta ocasión hasta la alemana se vio lastrada.

Javier Casal, director de deuda pública de Ahorro Corporación, defiende que el apetito comprador que existía antes de la intervención de Draghi en la reunión de Sintra, no estaba justificado. Califica de sorprendentes los niveles que registraba el bono español tras la reunión del BCE que llegó a caer al 1,36% mientras la rentabilidad del bund bajó al 0,23%, niveles de principios de año. El bono español con vencimiento en 2027 subió del 1,43% al 1,54% –cotas de principio de junio– mientras el alemán recuperó el 0,44%, nivel que no registraba desde marzo cuando el mercado temía el avance de Le Pen en las encuestas sobre intención de voto.

“Los bajos precios del crudo y la idea de que los populismo habían fracasado en las últimas elecciones venían a justificar este comportamiento”, apunta el experto. Pero el martes se produjo un punto de inflexión. Con sus palabras, el banquero italiano devolvió a los inversores a la realidad y afirmó que si bien el programa de compras sigue ahí esté se acabará.Casal fija septiembre el mes en que el BCE comunicará sus cambios y cree que será en el verano de 2018 cuando el tapering llegue a su fin.

Estefanía Ponte, directora de análisis de BNP Paribas Personal Investors, afirma que la reacción de la deuda en los últimos días es la que debería haber habido tras la cita del BCE a comienzos de junio. “El mercado está poniendo en precio los cambios en política monetaria que llegarán a finales de este año”, sostiene.

Por su parte, Fernando de la Vega, director de distribución institucional de Beka Finance, señala que pese a los repuntes de las últimas sesiones, los tipos están estructuralmente bajos porque la demanda y la oferta están alteradas artificialmente.“Los niveles de la deuda están ayudando a los estados a financiar unos déficits en récord histórico”, apunta.

Normas
Entra en EL PAÍS