Rebajas "breves, pero intensas" para el pequeño comercio

Tal comportamiento tendrá lugar los primeros diez días de julio

gasto rebajas

La Confederación Española de Comercio (CEC) ha explicado que las rebajas de este verano destacarán por su brevedad e intensidad. En concreto, esta organización ha advertido que tal comportamiento tendrá lugar durante los diez primeros días de julio y que se debe al adelanto que se ha realizado por parte del sector.

Esta decisión, a su vez, ha generado un incremento del 2% en las ventas en relación a los resultados obtenidos en la anterior campaña. En la misma línea, explican que en determinadas regiones esta subida podría alcanzar el 5% gracias a la climatología favorable y el impulso del turismo.

Por lo que se refiere a su duración, desde CEC subrayan que las rebajas se concentrarán en los diez primeros días de julio, con descuentos iniciales de hasta el 50%. Asimismo, los subsectores que realizarán más ventas serán el textil, el calzado y los complementos, seguido del equipamiento de hogar, la electrónica y las nuevas tecnologías.

En paralelo, esta organización destaca que, pese al creciente número de cadenas comerciales que optan por anticipar su campaña varios días o incluso semanas, la mayor parte del comercio de proximidad esperará al tradicional 1 de julio. Al respecto, reconoce que la inestabilidad de la temporada primavera-verano y el comportamiento de los grandes operadores “está obligando a muchas pymes a adelantar las rebajas aún a costa de reducir su margen de beneficio”.

De igual modo, se han referido a la “desnaturalización” experimentada por este tipo de periodos de rebajas. De hecho, desde CEC denuncian que se han producido un adelanto de la campaña de rebajas y constantes promociones y descuentos, lo que desde su punto de vista puede suponer “puede suponer el fin de las mismas”.

En este sentido, la CEC ha traído al presente el “grave perjuicio” que supuso el adelanto, a mediados de diciembre, de la última campaña de rebajas de invierno, lo que, desde su parecer, redujo la rentabilidad de las ventas en Navidad y Reyes, dificultó la posterior venta del stock de la temporada otoño-invierno y rompió la racha de más de dos años de crecimiento ininterrumpido en las ventas del comercio minorista.

Normas