La fusión de Bankia y BMN acelerará la privatización

El nuevo banco realizará un ajuste de unos 1.300 empleados y cerrará unas 120 oficinas

Carlos Egea será consejero de la entidad resultante, al que se incorporarán directivos de BMN

El FROB pierde, de momento, 1.100 millones por la operación, que se incluirán en sus cuentas de 2016

fusión bankia-bmn
El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri (d), y el consejero delegado, José Sevilla

Solo algún que otro día más tarde de lo previsto inicialmente, pero dentro del calendario, los consejos de administración de Bankia y BMN aprobaron a las 23 horas del lunes su fusión. La entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri absorberá BMN mediante la entrega a sus accionistas de 205,6 millones de acciones nuevas de Bankia, lo que supone valorar la firma que preside Carlos Egea en 825 millones de euros, es decir, 0,41 veces su valor en libros –para el caso de Bankia se ha tomado como referencia su cotización del pasado viernes–.

Esta cifra es considerablemente inferior a los 1.300 millones a los que lo valoró el FROB en marzo o 1.050 millones una vez rotas las alianzas con las compañías de seguros. Goirigolzarri recordó, además, que esa oferta “no era vinculante” y se hizo sin una auditoría o “due diligence” previa, cosa que Bankia sí ha hecho. Ahora esta valoración debe pasar por un experto independiente. La operación generará unas sinergias valoradas en unos 900 millones en varios años.

Con esta valoración los accionistas de BMN pasarán a tener un 6,7 % del capital de Bankia una vez completada la operación y poseerán acciones que cotizan en Bolsa. Goirigolzarri, que calificó de “razonable” la valoración de BMN, aseguró que pese a esta compra Bankia mantendrá su política de abonar una remuneración al accionista del 40% del beneficio de la entidad.

Goirigolzarri defiende que la entidad fusionada generará más valor que las dos nacionalizadas, en las que el FROB cuenta con alrededor del 65% de su capital, por separado. De momento, BMN elevará el beneficio de Bankia en 245 millones en 2020, un 16% de su beneficio esperado, aunque la integración le restará dos puntos de capital y lo dejará en el 11,5%.

Goirigolzarri, de hecho, mantiene que “la operación es muy buena para todos los accionistas de Bankia por lo que supone de creación de valor. Y es muy positiva para los contribuyentes porque la unión de ambas entidades incrementa la capacidad de devolver las ayudas recibidas”.

Bankia recibió 22.425 millones de euros en ayudas, y BMN 1.645 millones. El Estado así valoraba su participación desde febrero de 2013 hasta su informe de 2015 (último en el que se da una valoración) en 1.435 millones, que era el “importe recuperable estimado” por la venta de BMN entonces. Hoy vale 536 millones, según la valoración actual. De esta forma, las pérdidas que se apunta el Estado a través del FROB superan los 1.100 millones de euros. Este es uno de los principales escollos de la operación, y supone que el FROB debe cubrir esta pérdida en sus cuentas.

El banquero reiteró que en el banco son partidarios de acelerar la privatización de la entidad, cuyo plazo para que el FROB se desprenda de su participación vence a finales de 2019 (cumplía este año pero el Gobierno lo amplió en dos más). Aunque Goirigolzarri recordó que la decisión de la venta de paquetes de Bankia en el mercado es potestad del Gobierno. Pese a ello, reconoce que podría considerarse la venta de algún nuevo paquete de la entidad en la última parte del presente ejercicio (se vendió un 7,5% del banco en febrero de 2014).

El ministro de Economía, Luis de Guindos, aseguró ayer también que no descartaba vender este año una participación de Bankia, en la que el Estado tiene el 66%, mientras que el 31,1% estará en manos de los minoritarios de Bankia. “Vamos viéndolo. Si hay interés y el precio es adecuado es una de las cuestiones que se pueden considerar”, explicó Guindos a un grupo de periodistas.
El presidente de BMN, Carlos Egea, tendrá un puesto en el consejo de administración. Además, varios de los directivos de BMN se incorporarán al grupo. Lo que no se ha decidido todavía es sobre el mantenimiento o no de la marca BMN (Banca Mare Nostrum).

Tampoco se ha concretado el ajuste que abordará la entidad resultante de esta fusión. Goirigolzarri, de hecho, destacó la escasa duplicidad de oficinas que tienen entre ambas entidades, casi todas en Alicante. Fuentes financieras aseguran que el cierre de sucursales no sobrepasará en ningún caso los 120 locales, de las 2.515 oficinas que suman en total (1.855 de Bankia y 660 oficinas de BMN), mientras que la plantilla sufrirá una reducción inferior, siempre según los primeros cálculos, a 1.300 empleados, de los 17.534 que tiene en la actualidad entre ambas entidades.

Bankia asumirá costes de reestructuración antes de impuestos de 334 millones de euros, y las sinergias de costes de la operación se elevan a 155 millones anuales, un 40% de la base de costes de BMN. El objetivo de Bankia es sumar ya 149 millones de las sinergias en el segundo año de la operación.

Bankia llevará a cabo saneamientos por 1.000 millones en BMN. Cargará 500 millones para elevar las provisiones por créditos y otros 200 millones por adjudicados. Otros 300 millones se destinarán a contingencias sobre todo por la reestructuración de los acuerdos de distribución de seguros. Con estos saneamientos, la cobertura de dudosos de BMN pasará del 40% (una de las más bajas del sector) al 59% y la de los adjudicados, del 28% al 40%.

De esta forma, la entidad que preside Goirigolzarri cifra en 2.000 millones la inversión en BMN, incluidos los 800 millones por la emisión de acciones nuevas para atender el canje, a los que se suman 1.000 millones por los saneamientos ya comentados y 300 millones por costes de reestructuración, a los que hay que restar unos 100 millones por ajustes contables positivos.
El presidente de Bankia asegura que la operación “refuerza a Bankia como cuarta entidad en el mercado español” y se produce “en un momento de perspectivas positivas para el sistema financiero, tanto por el crecimiento esperado del negocio como por la previsible evolución de los tipos de interés”.

“La operación es positiva en términos de creación de valor para los accionistas de Bankia”, pues “se espera un crecimiento del beneficio por acción (BPA) del 16% en 2020 y un retorno esperado de la inversión (ROIC) del 12% también ese año.

El mercado ha celebrado el anuncio de la operación con una subida de Bankia del 3,53% al cierre de la sesión. Esto ha producido que la valoración de BMN suba en algo menos de 40 millones. Guindos aprovechó su paso por el Senado para destacar esta subida. “La participación del FROB en Bankia se ha revalorizado en 300 millones”.

La fusión de Bankia y BMN culminará entre el tercer y el cuarto trimestre. La junta extraordinaria para su aprobación se celebrará a mediados de septiembre. La integración sería el 1 de enero.

Normas