Banca

Guindos dice que Italia afronta ahora la reordenación sectorial

El ministro se suma a Bruselas y afirma que no se puede comparar con el caso del Popular

El ministro de Economía, Luis de Guindos, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros hoy en el Palacio de La Moncloa.
El ministro de Economía, Luis de Guindos, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros hoy en el Palacio de La Moncloa. EFE

El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, defendió también ayer que el rescate de las entidades italianas Popolare di Vicenza y Veneto Banca es un caso “absolutamente diferente” al vivido por el Popular. También valoró que el sistema financiero español está “saneado”.
De Guindos especificó que ambas entidades tienen “aproximadamente la mitad” del volumen de negocio del Banco Popular. En su opinión, la reacción de Italia es similar a la de España en 2012. Es decir, “ inyectar dinero público, reestructurar y, de alguna forma, sanear el sistema financiero”.

Para el ministro de Economía, Italia está afrontando ahora esa reestructuración, que “es imposible sin ayudas públicas”. Y reiteró que se trata de un caso “absolutamente diferente” al del Banco Popular, donde “no ha habido ningún tipo” de respaldo de las instituciones. Luis de Guindos añadió que esa ausencia de apoyos responde al citado escenario de entidades saneadas en España, además de a las buenas perspectivas de crecimiento económico del país.

Por contra, Italia asume a corto plazo una etapa sin incremento del PIB, a juicio de Guindos. En esta línea, la medida aplicada por el gobierno transalpino italiano es “positiva”. De no haberla afrontado, Italia podría haber perdido la oportunidad de engancharse a una futura etapa de recuperación económica, concluyó. De Guindos realizó estas declaraciones antes de una comida con representantes del Círculo de Empresarios Vascos, que tuvo lugar en el Real Club Marítimo del Abra, en el barrio de Neguri de Getxo (Bizkaia).

Por la tarde, el ministro de Economía, Industria y Competitividad presidió en el Museo Guggenheim de Bilbao la apertura de una cumbre sobre inversión responsable, en la que participaron los responsables de diferentes entidades del sector financiero nacional. En una de las intervenciones, Gregorio Villalabeitia, presidente de Kutxabank, manifestó que los proyectos que tienen en cuenta su impacto social “permiten prevenir potenciales riesgos o identificar nuevas oportunidades de valor, aspectos que no siempre se integran en el análisis financiero tradicional”.

Villalabeitia concluyó que la inversión responsable es un “reto importante al que el sector bancario tendrá que hacer frente, porque cada vez es más demandado por la sociedad”.
Por su parte, Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank, manifestó en el encuentro que los bancos deben recuperar la confianza de los clientes, porque reconoció que existe una cierta desconexión entre las entidades y los ciudadanos.

Cumbre en Bilbao

La capital vizcaína acoge desde ayer una cumbre internacional sobre inversión responsable que continúa hoy y en la que participan responsables de bancos y de las empresas cotizadas. El encuentro, denominado Biscay ESG Global Summit, es una iniciativa de la Diputación de Bizkaia, para recuperar la posición de Bilbao como plaza financiera. CaixaBank, Kutxabank y Laboral Kutxa, junto con Sabadell, fueron los protagonistas de la jornada de ayer.

Normas