La CNMC vigilará si la concentración de bancos hace subir los precios

Defiende que la entidades han aumentado la eficiencia

Destaca la necesidad de un supervisor único más difícil de capturar

El presidente de la CNMC, José María Marín Quemada, durante su intervención en el curso de la UIM
El presidente de la CNMC, José María Marín Quemada, durante su intervención en el curso de la UIM EFE

Solo cinco grupos bancarios controlan más del 80% de la cuota del mercado. Esa es la realidad que vive el sistema financiero español que en los últimos seis meses ha sido testigo de dos operaciones de gran calado: la fusión de Bankia y BMN y en las últimas semanas la compra de Popular por Santander. Una situación que, de momento, no supone un problema para el mercado, según José María Marín Quemada, presidente de la CNMC, si bien la institución permanecerá vigilante por si pudiera derivarse efectos como un incremento de precios o menor calidad.

Durante su intervención en las jornadas de la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) que organiza la UIMP con el patrocinio de BBVA, Marín Quemadase ha preguntado si hay exceso de concentración. “La respuesta siempre es la misma", ha dicho, "hay menos bancos de los que debería haber”.   Respecto a la posibilidad de que la compra del Popular por parte del Santander tenga efecto en la red de cajeros y en las comisiones que se aplican a los clientes, Marín Quemada ha reconocido que la institución estudiará la compra y su repercusión en los cajeros y comisiones que se aplican a los clientes. Quemada ha insistido que todavía “no se ha producido nada” y en caso de que se detecte alguna alteración, la CNMC intervendrá. Así, mientras el BCE y el Banco de España ponen el foco en los criterios de solvencia, la CNMC considera que los elementos a vigilar por la institución pasan por comprobar si los servicios o productos pierden calidad, aumentan los precios y si estos resultan abusivos.

En referencia a la operación protagoniza por Santander, Quemada ha explicado que el análisis ha pasado a Bruselas en aplicación de la regla de los dos tercios. Esto se produce cuando uno de los agentes opera en otros países y de ellos procede un tercio de sus resultados. No obstante, ha reconocido que la institución estudiará la compra y su repercusión y en caso de que se detecte alguna alteración, asegurá que la la CNMC intervendrá.

El presidente del organismo de competencia ha afirmado que, si bien es cierto que el número se ha reducido de manera considerable, aún existe margen para que en Europa se reduzca el número de bancos.

Quemada ha reconocido que en los últimos años se ha pasado de sistema con muchas entidades poco eficientes a otro con pocos agentes pero “muy eficientes”. Es decir, ha reconocido que el sistema financiero español no había tenido hasta la fecha unos volúmenes de concentración tan elevada como el que existe en la actualidad.

La CNMC ha defendido la conveniencia de un supervisor único frente a la propuesta de dividirlo en dos (competencia y sectores). Como argumento ha indicado que una institución grande es más “difícil de capturar” y es más independiente. ”Estoy convencido de que el modelo de convergencia ha dado resultados extraordinariamente práctico”, ha argumentado.

Quemada ha apuntado que desde la creación de la institución hace ya cuatro años, la CNMC ha aprobado más de 7.000 expedientes e impuesto sanciones por importe de 1.000 millones. No obstante, todavía queda mucho por hacer y entre los objetivo fija la reducción del periodo de instrucción y resolución de los expediente, fijado en los 18 meses. Para ello, además, sería necesaria una mayor coordinación entre el pleno y la sala.

Preguntado por el conflicto entre taxistas y plataformas de transporte Quemada ha afirmado que la solución no pasa por prohibir. “Hay que introducir estas plataformas en las normas o crear nuevas leyes para integrarlas”, ha puntualizado.

Normas
Entra en El País para participar