La venta de Popular reabre la guerra de los cajeros y las tarjetas con los grandes bancos

Santander (con Popular) cede poder en la nueva sociedad de tarjetas. Pero quedan diferencias por solventar

Las entidades se reúnen el próximo día 28 para, si es posible, cerrar un acuerdo

Banco popular cajeros automáticos
Un hombre saca euros de un cajero automático. EFE/Archivo EFE

La compra de Banco Popular por Santander ha reavivado la guerra de las comisiones de los cajeros automáticos. Todo parecía resuelto desde que en enero de 2016 entró en vigor las nuevas tarifas en cajeros automáticos reguladas por el Gobierno, y que llevó a formalizar una serie de acuerdos entre distintas entidades financieras. Pero la futura absorción de Popular por Santander alterará considerablemente los equilibrios alcanzados para que los clientes de las entidades con pocos terminales, caso de ING Direct o de Evo Banco, pudieran quedar excluidos de redes importante de cajeros.

De momento, y hasta que se produzca la integración de la red de Popular en Santander, los acuerdos podrían seguir su curso, según explicó el pasado lunes el consejero delegado de ING Direct, Cesar González-Bueno. “El acuerdo no tiene por qué estar en peligro por un cambio de propiedad del 50% de la sociedad (los cajeros de Popular estaban en una sociedad al 50% con Crédit Mutuel)”, subrayó.

Pese a estas declaraciones, la compra de Popular por parte de Santander ha alterado las fuerzas de control de la nueva sociedad de medios de pago que está a punto de cerrar su constitución entre toda la banca. Esta nueva sociedad pondrá punto y final a la fusión de las tres plataformas de medios de pago existentes hasta ahora en España: Servired, 4B y Euro 6000.

La entidad que preside Ana Botín ha logrado incrementar su poder en esta sociedad, lo que inicialmente, y según afirman varias fuentes, ha supuesto más de algún episodio de tensión entre este banco y CaixaBank, hasta ahora la mayor accionista de la futura sociead de tarjetas.

Santander defendía que con Popular sobrepasaba el 20% de cuota, lo que superaba el 19% que tenía CaixaBank. La entidad que preside Jordi Gual, sin embargo, argumentaba que era el banco con más cajeros (al cierre de 2016 contaba con 9.479 unidades, frente a los 7.600 de Santander más Popular), razón por la que pedía más peso en la gestión de la sociedad. BBVA cuenta con 6.506 terminales, e inicialmente tenía una cuota en la nueva sociedad del 17,9%, y Popular del 6,6%.

Pero parece que, de momento, se ha llegado a una solución salomónica, aunque no será hasta el próximo miércoles, 28 de junio cuando pueda quedar reflejado todo en un acuerdo definitivo. Esa era la fecha prevista inicialmente para que los bancos cerrasen definitivamente la fusión de Servired, 4B y Euro 6000 para crear una única plataforma. Santander (con Popular), CaixaBank y BBVA han decidido sumar sus fuerzas junto a la de Popular y hacer un reparto equitativo del capital de la nueva sociedad, con lo que cada uno de ellos controlará el 18% de la sociedad que dará fin a los tres históricos medios de pago.

Se da la circunstancia de que los tres grandes son, además, los que iniciaron la guerra de los cajeros al cobrar 2 euros a los no clientes por sacar efectivo de sus terminales. Pese al acuerdo, aunque quedan flecos pendientes, como quién será el banco con más peso en la gestión, o si al final los minoritarios (las cooperativas de crédito y Unicaja, entre otros, con el 3,3% y el 3,8% de cuota) tendrán uno o dos consejeros.

Bankia sumará una cuota del 9,8%, mientras que Sabadell tendrá el 9,4%.

Claves de los cajeros automáticos

Los tres grandes bancos: Santander, BBVA, y CaixaBank suman un total de cajeros automáticos de 23.585, según datos de cierre de ejercicio. Los tres bancos son los únicos que no llegaron a acuerdos con otras entidades para que los clientes ajenos a sus redes pudiesen sacar efectivo de sus terminales sin pagar comisiones o con tarifas muy bajas.

Terminales. En la actualidad, España cuenta con un total de 49.958 cajeros automáticos. Esta cantidad representa un 0,19% más que en el año anterior (los datos son de cierre de 2016). Este es el primer incremento de la red de cajeros tras siete años consecutivos en los que había menguado. su número.

El cajero cumple 50 años. El 27 de junio de 1967 se instaló el primer cajero en Londres en la sede de Barclays. En 2016, se retiraron un total de 118.275 millones de euros de los cajeros en España, un 3% más que un año antes. Nunca antes los cajeros habían dado tanto dinero en España.

Plataforma. Santander (con Popular), CaixaBank y BBVA han decidido sumar sus fuerzas junto a la de Popular y hacer un reparto equitativo del capital de la nueva sociedad, con lo que cada uno de ellos controlará el 18% de la sociedad que dará fin a los tres históricos medios de pago.

Se da la circunstancia de que los tres grandes son, además, los que iniciaron la guerra de los cajeros al cobrar 2 euros a los no clientes por sacar efectivo de sus terminales. Pese al acuerdo, aunque quedan flecos pendientes, como quién será el banco con más peso en la gestión, o si al final los minoritarios (las cooperativas de crédito y Unicaja, entre otros, con el 3,3% y el 3,8% de cuota) tendrán uno o dos consejeros.

Bankia sumará una cuota del 9,8%, mientras que Sabadell tendrá el 9,4%.

Normas