Un juez obliga a Cifuentes a pagar a los profesores interinos los salarios de los meses de verano

La sentencia asegura que despedir al final del curso para volver a contratar en septiembre es discriminatorio

El denunciante podrá cobrar todas las cantidades no abonadas

funcionarios

El juzgado de lo Contencioso Administrativo número 11 de Madrid ha reconocido a un profesor interino los derechos de antigüedad para equiparar al de un docente de carrera al ejercer las mismas funciones que estos y durante los mismos periodos escolares.

Así consta en una sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, en el que se reconocen los derechos a efectos de antigüedad de los meses de julio, agosto y días proporcionales de septiembre de los cursos 2011/12; 2012/13; 2013/14 y 2014/15, al entender que la actuación de la Administración de cesarle el 30 de junio y nombrarle nuevamente el septiembre del mismo
año supone una clara situación discriminatoria con respecto a los profesores de carrera.

El fallo establece, además, que se le abone la cantidad correspondiente a los salarios de dichos meses, una vez deducidas las cantidades que le fueron abonadas en concepto de parte proporcional de vacaciones.

El docente reclamaba que durante los cursos anteriormente citados fue cesado en sus funciones los días 30 de junio de cada uno de ellos y fue nuevamente contratado en septiembre, y dejó de generar antigüedad a todos los efectos, sin percibir salario alguno correspondiente a los
periodos estivales.

Además, se daba la circunstancia de que con anterioridad a dichos cursos escolares, la fecha de cese de cada año siempre se prolongaba hasta el mes de septiembre u octubre. El recurrente solicitaba que se le reconocieran los mismos derechos respecto del curso 2010/11, sin embargo
dicho periodo ha sido considerado prescrito.

La presidenta madrileña, Cristina Cifuentes, ya anunció a finales de 2016 que este año los 11.000 profesores interinos que trabajan en la región recuperarían el cobro de los salarios de julio y agosto, un pago que se suprimió en 2012 con motivo del plan de ajustes por la crisis. La sentencia abre la vía para que todos aquellos docentes que decidan reclamar en los tribunales puedan recuperar las cantidades no percibidas con carácter retroactivo.

Normas