Las gasolineras avisan que auditar sus precios les costará 50 millones

Piden a Nadal que exima a las estaciones de servicio más pequeñas

Elevan a 5.000 euros el coste de cada una de las auditorías

brent

Las estaciones de servicio se han rebelado contra los planes del Ministerio de Energía, Industria y Turismo para verificar los precios de los carburantes. El borrador del real decreto que regulará está materia establece “la obligación de que un auditor independiente acredite la veracidad de la información remitida por los titulares de las instalaciones”. La Confederación Española de Empresarios de Estaciones de Servicio (CEEES) calcula que ese requisito supondrá un coste de 50 millones de euros para los propietarios de gasolineras. “Una cantidad demasiado elevada para poder ser asumida por las maltrechas cuentas de explotación de no pocas estaciones de servicio, que han visto drásticamente reducido su volumen de ventas en los últimos años debido al descenso de la demanda y a la competencia desleal a la que se ven sometidas por parte de las gasolineras desatendidas”, asegura el citado organismo en un comunicado.

Los empresarios calculan que cada auditoría tendrá un coste de 5.000 euros, un importe inasumible para las estaciones de servicio más pequeñas, por lo que han propuesto en las enmiendas presentadas al real decreto eximir de esa obligación “a los sujetos que hayan declarado ventas inferiores a un millón y medio de litros para todos los productos en el ejercicio anterior” y al mismo sustituir la auditoría por una declaración responsable de las gasolineras “sobre la veracidad y la exactitud de los datos remitidos”.

Desde la CEES consideran innecesarios los cambios que introduce el borrador y apuntan que el sistema de envío de precios a Energía “es absolutamente transparente” y advierten que el sobrecoste que genere esta auditoría “se acabará trasladand al precio de venta al público”.

Normas