Linde: "Popular era solvente hasta el 5 de junio"

Afirma que Banco Santander era "idóneo para comprarlo"

El supervisor actuó “estrictamente de acuerdo con la legalidad"

Banco de España
El gobernador del Banco de España, Luis María Linde EFE

El gobernador del Banco de España, Luis Linde, aseguró este martes que el Banco Popular, “de acuerdo con las normas en vigor, era solvente hasta el día 5 de junio”. La entidad fue intervenida por el Junta de resolución bancaria -el FROB europeo- en la noche entre el 6 y el 7 de junio y traspasado por un euro en esa madrugada a Santander, de modo que las oficinas de Popular abrieron sus puertas en la mañana del 7 de junio ya bajo el suministro de liquidez de Santander.

Durante su comparecencia en la Comisión de Economía, Industria y Competitividad del Congreso de los Diputados, Linde defendió que el supervisor actuó “estrictamente de acuerdo con la legalidad” en la provisión de liquidez de emergencia al Popular y fue quien confirmó a las autoridades europeas que el Banco Santander era “un banco idóneo para comprar el Popular”.

Las autoridades europeas -el MUR y el BCE- argumentaron la intervención de Popular en una emergencia de liquidez, ante la fuga de depósitos masiva de las jornadas previas. 

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha abogado también por avanzar en los objetivos europeos de integración en el ámbito financiero y bancario, ya que es uno de los principales desafíos en el marco de la gobernanza de la Unión Europea.

Durante la comparecencia de Linde en la Comisión de Economía del Congreso para explicar el informe anual del Banco de España de 2016, Linde ha señalado que los movimientos en el entorno internacional, como la salida de Reino Unido de la UE, son negativos para las perspectivas de recuperación económica de España.

“En el área del euro en la que se desenvuelve nuestra economía será muy importante mantener los objetivos de integración en el ámbito financiero y bancario y abordar el proyecto de unión en el mercado de capitales”, ha dicho.

En este sentido, ha señalado que además de conseguir la unión económica en el ámbito financiero, también hay que ir hacia una unión fiscal que incorpore elementos comunes de estabilización dentro del área euro.

El gobernador del Banco de España también ha destacado que la baja rentabilidad de las entidades de depósito españolas implica una dificultad para mantener el crecimiento económico equilibrado.

Al respecto ha recordado que el creciente número de entidades no procedentes del ámbito financiero son cada vez más activas en la oferta de servicios que tradicionalmente proveían las propias entidades bancarias.

Tras su primera intervención, todos los grupos parlamentarios de la oposición han interpelado al gobernador sobre la resolución del Banco Popular por parte de la Junta Única de Resolución y su posterior venta al Banco Santander por un euro y le han preguntado sobre la posibilidad de que existan más entidades financieras en riesgo de ser intervenidas.

Normas
Entra en El País para participar