Un conductor de Cabify en Madrid.
Un conductor de Cabify en Madrid. EL PAÍS

Cabify ultima una ronda de financiación de más de 268 millones

La compañía está trabajando con Bank of America para cerrar esta captación de fondos

Su objetivo es afianzar su negocio en los países donde opera e impulsarse en Latinoamérica

Cabify, la plataforma de servicios de transporte que conecta a viajeros con conductores, busca más capital para afianzar su negocio en Latinoamérica. La compañía, principal rival de Uber en España, ha puesto en marcha una nueva ronda de financiación para captar al menos 300 millones de dólares (unos 268 millones de euros). La información adelantada por Bloomberg, fue confirmada ayer a este periódico por la compañía, que no quiso dar más detalles.

La empresa, fundada en 2011 y con sede en Madrid, está trabajando con Bank of America para cerrar esta captación de fondos. Según la citada agencia, la empresa, actualmente valorada en aproximadamente 1.000 millones de dólares, puede concluir la nueva recaudación de fondos en los próximos meses. Los inversores que participarían son Rakuten (ya accionista de Cabify) y fabricantes de automóviles y empresas tecnológicas ligadas a esta misma industria.

La nueva ronda de inversión, una vez concluida, se sumará a los 120 millones de dólares (106 millones euros) captados por la compañía de transporte el pasado mes de abril. Entonces, también fue Rakuten, el gigante japonés del comercio electrónico, quien lideró la operación. Cabify quiere acelerar su expansión por el continente americano, de donde ya procede el 80% de su facturación, y la captación de esos 300 millones le permitiría hacerlo de una manera más sólida. La compañía, que quiere ganar tamaño, opera en la actualidad en más de 40 ciudades y 12 países de Latinoamérica (entre ellos México, Chile, Perú y Brasil), España y Portugal.

Para impulsar su negocio en Latinoamérica, Cabify ha cerrado también una alianza con Easy Taxi, con la que comparte su visión de transformación de las ciudades mediante la mejora de la movilidad de sus ciudadanos, según De Antonio. La compañía, que la semana pasada logró un triunfo importante al desestimar un juez la demanda interpuesta por la Federación Profesional del Taxi por competencia desleal y violación de las normas del transporte, tiene en la actualidad 300 empleados, en su mayoría ingenieros.

Normas
Entra en EL PAÍS