telefónica
El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete EFE

Pallete: “Ninguna empresa tiene garantizada su supervivencia con la actual disrupción tecnológica”

Recuerda que no hay ninguna compañía europea entre las más innovadoras

El directivo afirma que Telefónica va a dotar a la red de un cerebro

José María Álvarez Pallete, presidente de Telefónica, afirmó hoy que ninguna empresa tiene garantizada su supervivencia con la nueva disrupción tecnológica, y recordó que el 52% de las compañías que había en el año 2000 en el S&P 500 han desaparecido. "Uber vale más que General Motors y Netflix más que ninguna productora de contenidos", señaló Pallete, quien insistió en que todas las grandes empresas son tecnológicas.

Además, advirtió de que no hay ninguna empresa europea entre las más innovadoras del mundo. "No es lógico que Europa no esté ahí, quizá porque el dinero no se está dedicando a estos sectores, sino a otras donde el resultado no es el mismo. Recursos hay", dijo Pallete en la conferencia inaugural de las jornadas Europa y España ante la Transformación Digital, que organiza la Función ESYS en la propia sede de la operadora. El directivo puso ejemplos como la impresión 3D y su influencia en la producción.

En términos generales, el ejecutivo señaló que el volumen de datos en los próximos años se va a multiplicar por 11 con la entrada de la nueva tecnología 5G. En su opinión, la velocidad será 100 veces la actual y la capacidad se multiplicará por 100. "Los recursos más valiosos en el futuro serán los datos", dijo Pallete, quien añadió que la mitad del tráfico de internet en la actualidad no es de origen humano. No obstante, explicó que el uso de adblockers se ha disparado en los últimos años, lo que supone una reacción del usuario.

Entramos en una era en la que las máquinas empiezan a emular al ser humano con sus algoritmos y la inteligencia artificial. "Estamos hablando de cerebros capaces de pensar y sentir emociones", dijo el presidente de Telefónica.

El ejecutivo señaló que cada día la vida se digitaliza más y el usuario recibe más de 250 correos electrónicos y 50 mensajes al día. Las plataformas tienen impactos masivos e instantáneos, y es que Facebook tiene más población que China, LinkedIn más que Brasil y Rusia juntas y Twitter más que EEUU. Los mensajes y las plataformas influyen en la política y la opinión pública.

Pallete explicó que la adopción de tecnología es exponencial y es relativamente fácil alcanzar los 100 millones de usuarios si el producto es bueno. Con la tecnología cambian los modelos de negocio. Un ejemplo es Uber, que es la primera empresa de transporte pese a no tener coches, Facebook, Airbnb o Alibaba. "El mundo digital está revolucionando todo y cambia incluso el dinero con el bitcoin que es una criptomoneda y no hay ámbito de la vida humana que no pueda ser alterado por la tecnología", afirmó el ejecutivo, quien planteó también el ejemplo de Blockchain.

"A las operadoras también nos ha afectado con la mensajería y las redes sociales. Los datos han sustituido a la voz. También ha afectado a la televisión y el entretenimiento con Netflix, y a la automoción con Tesla", explicó.

El directivo planteó también el debate abierto en la frontera entre la ética y la moral. "Habrá que saber qué límite queremos poner a las máquinas. Estas máquinas influyen en el comportamiento humano como sucede con algunos videojuegos, o cómo tiene que reaccionar un coche autónomo", indicó.

En términos internos, Pallete señaló que Telefónica quiere anticiparse y puso los ejemplos de transformación realizados en los últimos años con el despliegue de las redes de nueva generación. "La fibra y el 4G ya están preparadas para los datos, y ahora nos estamos preparando para la inteligencia cognitiva. Somos una compañía de plataformas, en las que hemos invertido más de 50.000 millones de euros", dijo Pallete, quien añadió que en 2016, por primera vez en la historia, los nuevos negocios de datos aportaron más ingresos que los servicios tradicionales de voz.

"Vamos a poner en la red un banco de datos con la información personal del usuario, para que pueda monetizarla si quiere", dijo Pallete, quien indicó que se va a dotar a la red de un cerebro, que cambia la relación con el cliente. "El cliente podrá hablar con la red y si quiere cambiar de operador en el futuro, podrá hacerlo y usarlos en las redes de otras telecos", explicó. Pallete destacó también que el objetivo es salvaguardar al cliente y evitar su marcha, porque es lo que más daño hace a la empresa. El ejecutivo explicó que Telefónica está construyendo la confianza digital con factores claves como la privacidad.

A su vez, Javier Gómez Navarro, presidente de la Fundación ESYS, advirtió de que Europa no lleva la misma velocidad que EEUU en la seguridad y debe reaccionar de forma urgente si quiere tener un papel relevante en el nuevo modelo de sociedad.

Normas
Entra en EL PAÍS