Telxius amarra Marea, un cable submarino para enviar 100.000 millones de ‘tuits’ por segundo

Impulsa con Microsoft y Facebook el primer cable EE UU-España

La nueva infraestructura entrará en operaciones en 2018

Imagen de los trabajos del cable Marea.
Imagen de los trabajos del cable Marea. Getty

Paso adelante de Telxius, la filial de infraestructuras de Telefónica, en su expansión en el negocio de los cables submarinos de telecomunicaciones. La compañía ha procedido este martes al amarre en Sopelana, en una playa para surferos de la costa de Vizcaya, del nuevo cable Marea, un proyecto en el que participa con Facebook y Microsoft. Es el primer cable submarino que unirá EE UU con Europa, a través de España y abrirá la denominada ruta del Atlántico Sur. El cable unirá Sopelana con Virginia del Norte, con una longitud de 6.600 kilómetros, permitiendo el acceso a los grandes centros de datos instalados en el mercado estadounidense.

Tras el enganche del cable realizado este martes, empieza un proceso de despliegue de la infraestructura que se prolongará hasta otoño. La intención de sus responsables es que Marea entre en operaciones durante 2018. Rafael Arranz, responsable de Operaciones de Telxius, ha señalado que el nuevo cable va a contar con la mejor tecnología disponible de telecomunicaciones submarinas. En un encuentro con los medios de comunicación, el directivo ha indicado que Marea será el cable con mayor capacidad que jamás haya cruzado el Atlántico, con ocho pares de fibras y un diseño inicial que estima una capacidad de 160 Tbps.

El cable, que tiene un diámetro inferior a cuatro centímetros, permite el envío de 100.000 millones de tuits en un segundo o la transmisión de 4.000 DVD convencionales, también en un segundo.

El nuevo cable será operado por Telxius, que venderá la capacidad como parte de su negocio de infraestructuras al por mayor. Telefónica, que en febrero alcanzó un acuerdo para la venta de un 40% del capital de la filial a KKR por cerca de 1.275 millones de euros, quiere expandir la presencia global de su división en mercados como EE UU, Europa, África y Oriente Medio. "Nos permitirá aprovechar las oportunidades de mercado en Europa Occidental y nuevas rutas emergentes en el norte de África y otras regiones", explicó Arranz. Con el acuerdo establecido el pasado año entre los socios, Telxius tendrá un 50% del capital de Marea, por un 25% de Facebook y otro 25% de Microsoft.

En este proyecto cuentan con el respaldo de Microsoft y Facebook, que han diseñado Marea para que sea interoperable con una gran variedad de equipos de red. Además, ha indicado que el diseño permitirá a los clientes beneficiarse de menores costes. Además, permitirá un rápido crecimiento de los ratios de ancho de banda, puesto que el sistema puede evolucionar al mismo ritmo que la innovación en tecnología óptica.

Kevin Salvadori, responsable de Inversiones en Redes de Facebook, ha señalado que su compañía apuesta por un mundo más conectado apoyando nuevas tecnologias y proyectos en este ámbito. El ejecutivo indicó que Facebook cuenta con una red de socios con 450 miembros, a la que acaba de incorporarse Telefónica, y añadió que Facebook va a seguir buscando proyectos de conectividad.

A su vez, Frank Rey, director de operaciones de red de Microsoft, señaló que proyectos como Marea son claves para los productos y servicios de tecnología en la nube. De hecho, es el primer cable submarino en el que participa el grupo estadounidense, que cuenta con una amplia infraestructura de centros de datos. En este caso, el directivo dijo que Marea proporcionará una conectividad de baja latencia que ayudará a satisfacer el aumento de la demanda de mayor velocidad a través del Atlático. De igual forma, indicó que esta infraestructura mejorará la fiabilidad de los servicios cloud, puesto que aumentará la capacidad de recuperación de la red global de Microsoft.

En la actualidad, junto al despliegue de Marea, Telxus tiene en marcha la construcción de otras dos nuevas infraestructuras, BRUSA (unirá Brasil con EE UU), y la conexión del cable SAM-1 con República Dominicana. La inversión total en estos tres proyectos se acerca a 335 millones de euros.

En cualquier caso, Telefónica mantiene previsiones de crecimiento en su negocio de cables submarinos. Este negocio registrará una tasa de incremento de los ingresos del 7,2% entre os años 2015 y 2018, hasta alcanzar los 488 millones de euros. En 2019, el volumen de negocio será de 514 millones. A su vez, el ebitda de este negocio registrará una tasa anual de crecimiento de los ingresos del 6,3% entre 2015 y 2018, pasando en esos años de 199 a 239 millones de euros.

En el primer trimestre de 2017, el negocio de cables submarinos de Telxius registró unos ingresos de 112 millones de euros. En su conference call con los inversores, la teleco indicó que la demanda de tráfico de datos internacional gestionado por Telxius continuó con su crecimiento, con un incremento interanual del 35% en el tráfico IP y del 54% del ancho de banda en servicios de capacidad.

Normas