Toyota infarto

El coche del futuro se detendrá al detectar un infarto de su conductor

Sensores de ritmo cardiaco integrados en el coche

Sin duda es la causa de muerte más común, el infarto y todas sus variantes. Lamentablemente son miles las personas que mueren de forma repentina cada día de esta forma, ante la que cada paciente puede reaccionar de una forma u otra dependiendo del entorno en el que se produzca el infarto. Sin duda uno de los peores lugares donde esto puede ocurrir es mientras conducimos, ya que no sólo nuestra vida está en juego, sino la de los pasajeros que nos acompañan, las de otros conductores e incluso peatones. Ahora conocemos que Toyota está desarrollando una tecnología para poder evitar las fatales consecuencias de un infarto al volante.

Si el coche detecta un infarto, se detendrá de forma segura

El Collaborative Safety Research Center de Toyota en Michigan está trabajando en una tecnología que permita integrar en los vehículos sensores cardiacos para monitorizar el estado del conductor.

El objetivo de esta tecnología es detectar a tiempo un infarto, momento en que el ordenador tomaría el control del coche para poder detenerlo de forma segura. El gran reto para Toyota es crear un algoritmo capaz de detectar el ataque con precisión. Y así evitar el pánico a los conductores de ver cómo se para el vehículo por una falsa alarma cardiaca.

Normas
Entra en EL PAÍS