El 40% de los españoles compra por internet al menos una vez al mes

El tiempo medio de servicio cae en tres años de 8 a 5 días desde el pedido hasta la entrega.

El 30% de entregas a domicilio resultan fallidas.

e commerce
Varias personas pasan por delante de una tienda de Zara.

España ocupa hoy el 5º puesto en el ranking de consumo de ecommerce en Europa, pero el decimoctavo en cuanto a eficiencia logística, según el informe presentado por EAE Business School. Un dato que revela “grandes retos por solucionar”, aunque en 2014 el tiempo medio de servicio era de 8 días desde el pedido hasta la entrega y, en 2017, este tiempo se ha reducido a una media de 5 días, apareciendo incluso la entrega en el mismo día.

El informe detalla que, en los últimos cinco años, España ha tenido un crecimiento exponencial del comercio electrónico que se sitúa en porcentajes superiores al 10% cada año. Hoy el 39,7% de los españoles compra a través de internet al menos una vez al mes; el 24% lo ha hecho hace más de un mes y menos de tres; el 22,9% hace más de tres meses y menos de un año, y un 13,4% hace más de un año.

Por comunidades autónomas, los aragoneses son los que más se decantan por comprar online, con el 52,8% que ha comprado online en el último mes. Le siguen los asturianos, con un 47%, y los gallegos, con un 46%. En el extremo opuesto se encuentran los canarios, con un 30,4%, seguidos por los cántabros, con un 34,4%.

Según el estudio, el 30% de las entregas a domicilio resultan fallidas, normalmente, porque el cliente está ausente. Y se ha apreciado cómo el porcentaje de usuarios que demandan servicios en 24-48 horas ha aumentado en el último año: uno de cada cinco de los que compran online demandan servicio máximo en dos días.

EAE Business School destaca que la entrega en diversas franjas horarias y los puntos de conveniencia se van a convertir en los grandes aliados logísticos de la venta online. “En el caso de la compra de comida por internet, la mejor solución”, subrayan, “son las entregas a domicilio en las franjas horarias de dos horas, pero requiere asumir unos costes adicionales con el proveedor logístico y no todos los operados están preparadas para ofrecerlas y cumplirlas”.

El informe apunta que la apuesta radical por el ecommerce ha creado un escenario que implicará la destrucción de puestos de trabajo propios de la tradicional división de la economía, pero conllevará la aparición de otros nuevos en áreas como el big data, la ingeniería informática y el marketing digital. Aunque, como advierte el autor del informe, “la tecnología no es una ventaja competitiva si no se armoniza con los procesos y con la organización de cada empresa”.

El estudio de EAE Business School se ha centrado también en el análisis de cuatro ejemplos representativos de comercio online en España: Amazon, Zara, Ikea y El Corte Inglés. Respecto al gigante estadounidense, asegura que “está liderando el cambio global en el diseño y ejecución de las cadenas de suministro” y destaca cómo esta compañía ha empezado a usar robots automáticos para la preparación completa de sus pedidos en el Prat (Barcelona). Un sistema que le permite ahorrar espacio y guardar un 50% más de artículos por metro cuadrado. “Dentro de su integración vertical, Amazon fabrica sus propios robots logísticos y para ello adquirió en 2012 la compañía Kiva Systems”, apunta.

Sobre Zara, el informe destaca la integración vertical de la firma de moda, que permite acortar plazos y disponer de una gran flexibilidad con una reducción al mínimo del inventario. Además, advierte que un tercio de las compras online en su caso son recogidas en tienda, y dos tercios de las devoluciones se realizan también en los puntos de venta físicos. “Los plazos de entrega de Zara dependen del tipo de envío seleccionado. En 2016, se han incorporado mejoras tecnológicas en las plantas de Bershka en Tordera (Barcelona) y Atreixo (A Coruña) que incrementan la eficiencia y precisión en la gestión de los tiempos de envío, y permiten duplicar la velocidad de tránsito, almacenamiento y recogida de cajas”.

El informe resalta respecto a Ikeaquela compañía ha puesto en marcha 100% la venta online en países como Suecia, Reino Unido, Alemania, Canadá y EE UU, pero no en España. “Aquí, la firma estrenó la versión 1.0 en septiembre de 2016 pero con una disponibilidad limitada de los productos al mantener el stock individualizado por tiendas, en lugar de contar con un stock único”. Según añade el informe, la estructura logística de Ikea no estaba preparada para la venta online y, por ello, construirá en Valls (Tarragona) la central de distribución de sus productos por internet para abastecer a España, Portugal y el sur de Francia. “Desde este punto central se repartirá a otros centros logísticos (de los cuales se prevé construir una treintena) y de allí a los domicilios”.

En cuanto a El Corte Inglés, EAE Business School resalta que la firma está teniendo un crecimiento sostenido por encima de un 35% en los últimos años, más de 8 millones de clientes únicos al mes y mucha influencia sobre las tiendas físicas. Entre otras cosas, recuerda que en diciembre de 2016, amplió en todos sus centros comerciales el servicio de compra online click&Express con entrega en menos de dos horas o en la franja horaria elegida por el cliente.

Normas