Microsoft ya tiene nueva consola: Xbox One X desde el 7 de noviembre

Costará 499 euros, igual que la Xbox One original lanzada en 2013

Será la máquina más potente de la historia, con resolución 4K real

Xbox
Phil Spencer, resoinsable de Xbox, presenta la nueva consola en Los Angeles, California EFE

Microsoft se convirtió anoche en la gran protagonista del E3, la mayor feria del mundo del videojuego, que reunirá hasta el miércoles en Los Ángeles (EE UU) a los pesos pesados del sector. En el escenario, Phil Spencer, máximo responsable de Xbox a nivel mundial, fue el encargado de dar a conocer todos los detalles sobre la nueva consola de la compañía, que será la más potente del mercado con 6 teraflops de potencia gráfica, 12 GB de memoria, 1 TB de almacenamiento y soporte nativo para juegos de resolución 4K real.

“Es la consola más potente jamás creada”, insistió el directivo, mientras dejaba claro que Microsoft está dispuesta a echar el resto para plantar cara a Sony, su más directo rival. Spencer reveló que la máquina se llamará Xbox One X (hasta ahora era conocida como Project Scorpio) y que llegará al mercado el 7 de noviembre, una fecha propicia para la campaña de Navidad. Su precio será de 499 euros, el mismo que tenía la Xbox One original cuando salió al mercado en 2013, pese a ser cinco veces más potente.

La nueva consola de Microsoft supone una ambiciosa renovación de la actual Xbox One. Pero también un claro desafío a Sony, que este año no anunciará nueva máquina de entretenimiento en el E3, pues a finales de 2016 lanzó la PS4 Pro, una máquina que puede reescalar a 4K algunos juegos, pero que no es capaz de aguantar una resolución 4K nativa. Un punto que tratará de vender a su favor Microsoft, aunque de momento su rival se mantiene líder, con más de 60 millones de PlayStation 4 vendidas en el mundo. Hoy, y según la empresa japonesa, ya una de cada cinco consolas PS4 que vende en el mundo es un modelo Pro.

Para mostrar toda la potencia de la Xbox One X, Microsoft escogió una nueva entrega del juego Forza motorsport 7, su conocido simulador de conducción, que llegará al mercado en octubre y en exclusiva para la consola. La compañía ha sellado una alianza con Porsche para tener en este título sus potentes e icónicos vehículos. Además, en España, Microsoft negocia con el fabricante de coches para llevar a cabo próximamente una competición de eSport.

El gigante de Redmond, consciente de que en esta industria no todo es máquina sino que es necesario tener buenos títulos para garantizar el éxito de una consola en el mercado, anunció un total de 42 juegos nuevos, 22 exclusivos para Xbox One. Entre ellos, Crackdowen 3, un juego de acción que estará disponible también el 7 de noviembre, y Assassins Creed, de la francesa Ubisoft, que transportará al jugador al antiguo egipto; Cuphead, y Sea of thieves, un juego multijugador sobre piratas.

Los títulos independientes también tuvieron su protagonismo en el evento. Entre ellos, la firma anunció un juego en exclusiva de corte infantil para llegar a un público más amplio. Se trata de Super lucky’s Tail, un juego de plataforma protagonizado por un zorro rojo, que inicialmente nació para gafas de realidad virtual. Microsoft también desveló algún título como Anthem, que no será exclusivo. Este juego, multijugador, saldrá en otoño de 2018 y permitirá a los amigos unirse para explorar nuevos mundos y defenderse con un arsenal de armas de alta potencia. 

Microsoft desveló igualmente que se mejorarán más de 70 juegos populares de Xbox One para aprovechar al máximo las características técnicas de la nueva consola. Así, Gears of War 4, Minecraft, Halo Wars 2, Resident Evil 7 o Final Fantasy XV, entre otros, se actualizarán de forma gratuita para 4K real.

Compatibilidad con Xbox One

Microsoft aclaró que todos los accesorios y juegos de las Xbox One serán compatibles con la nueva consola y será capaz de mejorarlos, pues permitirá a los jugadores acceder a mejores calidades visuales y disfrutar de menores tiempos de carga sin necesidad de que los títulos necesiten un parche.

La nueva consola, que permite disfrutar de una experiencia de juego en 4K real si se usa con una pantalla 4K, será compatible con televisores Full HD. El objetivo es que el usuario disfrute de un importante salto en calidad visual aunque no tenga la citada pantalla 4K. Además, y según destacó Microsoft, la Xbox One X es la única consola con 4K Ultra HD para ver películas en Blu-ray y contenido en streaming.

Durante la conferencia de Microsoft se echó en falta alguna referencia a cómo planea la compañía explotar la realidad virtual con su nueva consola, y eso pese a que Spencer había asegurado en 2016 que la Xbox One X tiene potencia suficiente para soportar juegos de realidad virtual. La falta de noticias a este respecto sorprende aún más si se tiene en cuenta que su competidor Sony ya ha sobrepasado el millón de gafas de realidad virtual vendidas que funcionan con su PlayStation.

Normas