Banco Popular
14 fotos

Banco Popular, una década en caída libre

Hace 10 años valía en Bolsa 20.000 millones de euros. Hoy su capitalización no llega a los 1.500 millones (aún habiendo absorbido Banco Pastor). ¿Qué ha pasado para que el banco considerado modélico por su eficiencia haya sufrido semejante calvario? Esta crónica en imágenes permite conocer algunos de los momentos claves para la entidad.

  • Banco Popular
    1Ángel Ron, presidente único Ángel Ron accedió a la presidencia de Banco Popular en 2004, un cargo que compartía con Luis Valls. Cuando este falleció en 2006 Ron se convirtió en presidente único. En mayo de 2006 presidió por primera vez la junta de accionistas. Por aquel entonces, la entidad era considerada como la más solvente del país y alardeaba de tener menor exposición que la media al sector inmobiliario.
  • Banco Popular
    2De compras por Estados Unidos Banco Popular alcanzó su máximo histórico el 17 de abril de 2007 (el año en que explotaron las hipotecas 'subprime' en Estados Unidos). Para la entidad fue un año de exhuberancia en varios frentes: dió su salto internacional con la compra de TotalBank en Florida (EE UU), por 218 millones de dólres; fichó a Pau Gasol como imagen corporativa y decidió que 200 de sus mejores oficinas vendieran productos no financieros. El nuevo consejero de delegado, José María Lucía, aseguraba en octubre de 2007 que "no habían cerrado el crédito a las inmobiliarias".
  • Banco Popular
    3La crisis empieza a asustar Tras la quiebra de Lehman Brothers, en Estados Unidos, y la persistente sequía de la liquidez interbancaria, el Gobierno español empieza a ser consciente de la dimensión de la crisis financiera internacional. En octubre de 2008 José Luis Rodríguez Zapatero reúne a los principales banqueros del país (incluído Ángel Ron), para pedirles que no cierren el grifo del crédito. Las agencias de claificación crediticia empiezan a bajar la nota de la deuda de Popular. Los inversores bajistas empiezan a cebarse con las acciones del banco. La entidad empieza a quedarse con activos inmobiliarios de empresas que no pueden devolver los préstamos promotores. En 2009, Popular comienza realizar ampliaciones de capital para reforzar su solvencia.
  • Banco Popular
    4Morosidad al alza y necesidad de capital Entre 2010 y 2012 la morosidad de Banco Popular empezó a crecer sin parar, convirtiéndose en la entidad con mayor tasa de créditos impagados entre los grandes bancos. Las agencias de 'rating' volvieron a recortar la calificación de su deuda. A finales de 2010 emitió 500 millones de bonos convertibles para reforzar su solvencia y amplió capital en 180 millones de euros al dar entrada a Credit Mutuel.
  • Banco Popular
    5Popular absorbe Banco Pastor Banco Popular pactó a finales de 2011 su integración con Banco Pastor. La operación valoraba la entidad gallega en 1.360 millones de euros. Para muchos analistas, esta absorción fue un golpe mortal para la solvencia de Popular. La transacción fue pactada con el Gobierno de José Luis Rodriguez Zapatero, ya de salida, pero cuando empezó a ejecutarse ya había ganado las elecciones Mariano Rajoy. El primer decreto de Luis de Guindos obligó al sector a realizar fuertes provisiones. "La operación con Pastor habría tenido un precio distinto si se hubiera conocido el decreto", explica un directivo del sector. Pablo Monge
  • Banco Popular
    6Indigestión inmobliaria La dirección de Banco Popular erró al calibrar el impacto que tendría la crisis económica sobre el sector inmobliario español. La entidad se había quedado con una amplia cartera de promociones y suelo (por créditos impagados por promotoras) y durante 2012, 2013 y 2014 tuvo que realizar provisiones millonarias para tapar la caída de valor de todos esos inmuebles.
  • Banco Popular
    7Primera macroampliación de capital La firma de análisis Oliver Wyman, tras analizar las cuentas de la banca española, estableció que Banco Popular tenía necesidades de capital. Era octubre de 2012. Un mes después, la entidad decidió tomar el toro por los cuernos y anunció una macroampliación de capital de 2.500 millones de euros para tratar de calmar a los inversores. Las acciones empezaron su lento declinar y, a la postre, se vió que la operación se había quedado corta. Los títulos cayeron a su precio mínimo en 22 años.
  • Banco Popular
    8Empiezan las pérdidas Los dos decretos Guindos obligaron al banco a provisionar miles de millones de euros por el ladrillo y acabaron por minar la cuenta de resultados. En 2012 el banco registró unas pérdidas contables de 2.461 millones de euros en 2012 debido a los 9.600 millones que tuvo que dotar para sanear su riesgo inmobiliario.
  • Banco Popular
    9Nuevos planes fallidos Ángel Ron lo intenta todo para recuperar la confianza de los inversores. En 2013 nombra un nuevo consejero delegado (Francisco Gómez Martín), vende activos (inmuebles, alianzas...), pero la acción no llega a remontar. La situación, lejos de mejorar, se complica con nuevos frentes, como las provisiones por las sentencias favorables a los clientes en los casos de las cláusulas suelo.
  • Banco Popular
    10Segunda macroampliación Cuatro años después de la primera ampliación de capital, Banco Popular anunció en 2016 una nueva macropoeración, por otros 2.500 millones, hundiendo nuevamente las acciones de la entidad. Ron explicó que lo hacían para "elevar las provisiones para cubrir mejor la exposición inmobiliaria y, de esta manera, poder acelerar la venta de inmuebles y suelos". Aunque el presidente había dado entrada a nuevos accionistas de referencia, el malestar de los propietarios del banco ya era evidente hace un año.
  • Banco Popular
    11Nuevo consejero delegado En un intento de calmar a los accionistas, Ángel Ron vuelve a cambiar de consejero delegado. El presidente prescinde en julio de 2016 de Francisco Gómez y elige a Pedro Larena para que acometa un agresivo plan de venta de activos y ajuste de costes. Es el cuarto consejero delegado en menos de 10 años. Y durará menos de un año.
  • Banco Popular
    12Cae Ron Después de casi 15 años como primer ejecutivo de Banco Popular, Ángel Ron cede a la presión de los accionistas y abandona la presidencia. Es febrero de 2017 y en el consejo de la entidad se gesta un golpe de Estado para relevar a Ron. Los grandes inversores están desesperados por el constante deterioro del precio de la acción y quieren un auténtico cambio de rumbo que permita salvar a la entidad.
  • Banco Popular
    13Saracho trata de salvar el banco 'in extremis El elegido para susituir a Ángel Ron es Emilio Saracho, un directivo curtido en la banca de inversión (fue el máximo responsable de JPMorgan en España). Los accionistas de referencia quieren que busque una solución de urgencia para salvar el banco: un plan acelerado de venta de activos o una fusión que permita un salida honrosa. Sin embargo, el tiempo el y el BCE apremia, y el mercado no termina de creerse ninguna de las alternativas.