Wanda espera cerrar mañana la venta del Edificio España

Trinitario Casanova perdería 20 millones si no compra el inmueble

La operación lleva pendiente desde que se anunciara en julio

grupo wanda

Mañana está previsto que se cierre el culebrón de la venta del Edificio España. El comprador –el empresario murciano Trinitario Casanova a través del grupo Baraka– y el vendedor –el grupo chino Dalian Wanda– se han dado cita para dar por cerrada la transacción, una operación que se vio truncada hace dos meses en el momento de la firma ante el notario.

En esa ocasión, Casanova aseguró que Wanda no había presentado las cuentas anuales de la compañía, un requisito necesario entre la documentación que debía aportar el inversor chino. Pero, a su vez, la empresa del magnate Wang Jianlin amenazó que si en dos meses Baraka no finiquitaba la compra, Casanova perdería los 20 millones de euros que había puesto como señal en diferentes pasos.

Y es que lo que pretendía ser la solución al conflicto sobre el Edificio España entre el Ayuntamiento de Madrid y Wanda, se volvió a embarrar.

El grupo chino compró el histórico inmueble a Santander por 265 millones, con la idea de demolerlo y reconstruirlo, un plan vetado por el Ayuntamiento de Manuela Carmena ya que el edificio cuenta con protección como patrimonio histórico. Wanda renunció a sus planes y encontró en Casanova al supuesto salvador.

Ya en julio Casanova anunció que había adquirido el rascacielos de la Plaza de España. Pero la realidad es que solo tenía una opción de compra. A través de varios desembolsos ha ido cumpliendo el plan de pagos a Wanda, hasta hace tres meses, cuando no firmó la transacción final. Mientras, el empresario ha ido obteniendo las licencias para acometer la obra –respetuosa con el inmueble– y ha buscado en Riu su socio para que allí se abra un megahotel de la enseña Riu Plaza con más de 600 habituaciones.

Normas