Foro del Metal

El metal asturiano busca inversión extranjera para "reconquistar" la industria 4.0

Aumenta su actividad un 7,4% durante el primer trimestre

“Las exportaciones son nuestra mayor esperanza”, dice la patronal

Javier Fernández. presidente del Principado de Asturias y presidente de la comisión gestora del PSOE, durante su asistencia al foro.
Javier Fernández. presidente del Principado de Asturias y presidente de la comisión gestora del PSOE, durante su asistencia al foro.

Una vez superados los rigores de la crisis económica, el metal asturiano afronta el futuro centrado en dos aspectos: la internacionalización y la adaptación de sus industrias a la eclosión de la industria 4.0. Con los datos de la patronal en la mano -la producción aumentó en el primer trimestre un 7,4% y confirma el crecimiento del 2,5% de 2016-, unas 60 compañías del sector pugnan por atraer la atención de 130 empresas de 34 países distintos en el quinto Foro del Metal, que agrupa una industria que supone en torno al 3% del total nacional. "El reto es reconquistar el futuro industrial y adaptarse a la industria 4.0", explica Teresa Vigón, directora general de Asturex, organizadora de la cita.

Entre los principales países presentes estarán presentes los Latinoamericanos, los árabes o el Magreb, asegura Vigón y precisa que la intención está en reducir el impacto de los países europeos del sector, que actualmente asciende al 54%. Con ellas las compañías asturianas esperan cerrar contratos en estos días en materia de ingeniería, energía o industria auxiliar. Según la organización la feria calculan que el 20% de los participantes cerrarán proyectos en el extranjero durante estos días. Entre ellas destacan Duro Felguera o TSK.

En este contexto, la patronal indica que el sector supone el 65% de las exportaciones de la región. 2.500 millones en términos absolutos. Su presidente, Guillermo Ulacia, matizó ayer en la inauguración de la feria que estos datos no tienen en cuenta los proyectos de ingeniería y que su relevancia aumentaría la cifra global. “Con una deuda elevada y una demanda interior aún moderada, las exportaciones constituyen nuestra mayor esperanza”, aseguró.

Sin embargo, Ulacia apuntó a la percepción de que “están perdiendo la partida” a los países emergentes por la mano de obra más barata o las progresivas devaluaciones de la moneda. Para acometer este reto, dibujó una estrategia para el metal asturiano basada en dos pilares. Primero, la fabricación de bienes de alto valor añadido (como la construcción naval o de transporte de mercancías) con un considerable grado de especialización, combinada con la oferta de servicios de ingeniería, “referentes en la cadena de valor a nivel internacional”.

El objetivo es recuperar la relevancia a nivel industrial que desempeñó Asturias años atrás, sostuvo el presidente autonómico, Javier Fernández. Para ello puso el acento en la importancia de atraer proyectos internacionales, al tiempo que “aprovechar la recuperación económica” para consolidar la competitividad y avanzar en la implantación de la industria 4.0 y el mundo interconectado. Uno de los proyectos desarrollados por el Gobierno autonómico con este fin se basa en identificar siete problemas de las grandes compañías de la zona -como Arcelor Mittal o Thyssenkrupp- y ponerlas en contacto con emprendedores de la zona que ofrezcan una solución. Eva Pando, directora general del Instituto de Desarrollo Económico de Asturias, subrayó que el objetivo está en desarrollar un “tejido habilitador” en la zona en torno a la aplicación de estas nuevas tecnologías. Describió su nivel de implantación como “un lugar a dónde queremos ir”.

¿Qué busca Omán en la industria española?

Entre los 34 países presentes en la Feria del Metal, el vigor económico de los países árabes ofrece un aliciente especial para las empresas de la zona. Ali Mohammed Alkathiri, representante del Gobierno de Omán, busca entre las empresas del sector asturiano posibles socios para desarrollar junto a compañías de su país proyectos en las áreas de energías, minería o infraestructuras. Afirma que, en principio, no tiene en mente ni un tamaño ni un tipo de empresa concreto, sino que busca los perfiles que mejor se adapten a cada uno de los proyectos tanto en el corto como el medio plazo.

Normas