British Airways

IAG sufre en Bolsa por los problemas informáticos de British Airways

Es el peor valor del selectivo con descensos que superan el 3%

Este fallo afectará a los resultados del segundo trimestre de la aerolínea

British Airways
Viajeros de British Airways esperando en los mostradores del la Terminal 5 del aeropuerto londinense de Heathrow ayer domingo. REUTERS

Sesión de pérdidas para la cotización de IAG después del caos que se ha vivido en los aeropuertos londinenses de Heathrow y Gatwick durante el fin de semana ya que British Airways se vio obligado a cancelar numerosos vuelos ante un problema informática global.

Las acciones de la compañía caen un 3% en Bolsa aunque han llegado a ceder más de un 4%. Se cambian a 6,82 euros.

Aunque la compañía anunció en la madrugada del lunes que hoy pretendía operar todos sus vuelos con normalidad vuelos de larga distancia programados para la jornada de hoy desde el aeropuerto británico de Heathrow, así como todos los de corta y larga distancia desde Gatwick, eso no se está produciendo.

La compañía ha desmentido que se trate de un ciberataque y que se deben a la subcontrata de los servicios tecnológicos a una compañía india.

"El impacto de esta noticia es claramente negativo para el valor, tanto desde el punto de vista reputacional (el pasado verano sufrió Vueling otra incidencia operativas) como económico", explican los expertos de Bankinter. La firma de análisis afirma que el fallo informático de Londres lastrará los resultados del segundo trimestre de 2017.

Además, se produce en British Airways, la aerolínea que mayor crecimiento genera al grupo y coincide con uno de los fines de semana con mayor tráfico del año, al unirse el puente con una semana de vacaciones escolares en Reino Unido. "Por el momento, se desconoce la cifra a la que ascenderá el coste total y el problema podría tardar unos 15 días en solucionarse totalmente, aunque han desviado los vuelos de largo radio al aeropuerto de Gatwick", afirma Bankinter.

La aerolínea se ha comprometido a reembolsar el coste de los billetes, además de hacerse cargo de los gastos de alojamiento de los pasajeros que han perdido vuelos, gastos de pérdida de equipajes.

Los analistas consideran que el impacto sobre British Airways será grave ya que es la aerolínea con mayor contribución al crecimiento del grupo. La prensa británica calcula que en torno al 60% del Ebitdar de IAG. "El coste reputacional y el económico pesarán sobre las cuentas de la aerolínea, en un año que ha comenzado flojo por el efecto calendario de la Semana Santa. Parece difícil que logren incrementar los ingresos unitarios de pasaje, objetivo fijado para el segundo trimestre", concluye Bankinter.

En lo que va de año, IAG sube un 33% y es uno de los cuatro mejores valores del Ibex 35 en 2017. Por delante se sitúan Arcelor, Sabadell y Caixabank. El mercado tiene buenas recomendaciones para el valor. 10 de los 17 analistas que forman el consenso de Reuters tiene un consejo de compra mientras que seis tienen recomendación de mantener en cartera y, únicamente, uno cree que es momento  de vender. En cuánto al potencial, el consenso fija un precio objetivo de 7,1 euros.

Por su parte, Amadeus que ya cayó el viernes un 4% en Bolsa sigue hoy el mismo camino con descensos que rondan el 2%. Las aerolíneas Iberia y British Airways (BA) anunciaron el pasado viernes que a partir del próximo mes de noviembre aplicarán un suplemento de 9,5 euros a cada componente de tarifa de las reservas que se realicen sin utilizar una conexión basada en su NDC (New Distribution Capability) u otros canales de bajo coste (como páginas web, oficinas de ventas o call center). Esta decisión afecta a Amadeus y por ello el castigo en Bolsa en los dos últimos días.

 

 

Normas