IAG cobrará un recargo por billete comprado en GDS: Amadeus cae un 4%

IAG se suma así a Lufthansa y aplicará una tasa de 9,5 euros a cada reserva

Amadeus reduce sus pérdidas al 4% tras llegar a caer 7,11%

Varias personas guardan cola junto a los mostradores de facturación de la Terminal T4 del aeropuerto de Madrid-Barajas.
Varias personas guardan cola junto a los mostradores de facturación de la Terminal T4 del aeropuerto de Madrid-Barajas. EFE

El consorcio de aerolíneas IAG ha sorprendido este viernes con una carta a las agencias de viajes en la que anuncia que a partir del 1 de noviembre cobrará una tasa de 9,5 euros a cada billete reservado a través de un sistema de distribución global (GDS). La medida se aplicará en sus dos aerolíneas de bandera, British Airways e Iberia, dejando fuera por el momento a Vueling y Aer Lingus.

La decisión de IAG llega casi dos años después de que Lufthansa abriera la caja de los truenos al anunciar que cobraría una tasa de 16 euros a las reservas realizadas a través de GDS. Una decisión que otras aerolíneas aplaudieron y aseguraron que analizaban pero que no adoptaron.

¿A quién afecta esa decisión? En un primer momento, las más afectadas han sido los tres grandes GDS: Amadeus, Sabre y Travelport. Amadeus llegó a caer durante la sesión un 7,114%, recorte que suavizó al cierre al ceder un 4,04%. Las estadounidenses Sabre y Travelport pierden un 1,44% un 3,55%, respectivamente en Wall Street. 

Los GDS son utilizados por la práctica totalidad de las agencias de viajes y donde en el caso de España y Europa, Amadeus es líder del mercado. De hecho, son las agencias de viajes las que sufrirán ese recargo de British e Iberia a partir de noviembre y que, está por ver, podrían trasladarlo al viajero.

AMADEUS 77,88 0,49%

La maniobra de IAG busca incentivar las reservas a través de sus canales de venta directa de billetes, como sus páginas web, teléfonos y oficinas, tal y como sucediera con Lufthansa en 2015. Aunque habrá una excepción, si las agencias de viajes utilizan su nueva conexión NDC (New Distribution Capability).

IAG ha justificado su decisión porque “estos sistemas y las soluciones tecnológicas tradicionales actualmente” les llevan a “costes significativamente mayores”. 

Para los GDS, tal y como sucediera en 2015, la decisión de IAG puede tener un efecto en Bolsa a corto plazo pero no en la evolución de sus ingresos, dado que lo habitual es que tengan contratos con las aerolíneas no solo como GDS sino de otro tipo. En el caso de Amadeus, el proveedor de soluciones tecnológicas llegó a declarar después de que se pusiera en marcha la tasa de Lufthansa que no había notado un impacto negativo por ello.

Normas