6 fotos

¿Cuáles son las grandes temáticas de inversión para el futuro?

La apuesta por los fenómenos sociales y económicos que moverán el mundo, como la tecnología o el envejecimiento de la población, debe ajustarse a la búsqueda de rentabilidad.

  • 1Envejecimiento y salud En 2050, el número de personas con más de 60 años se habrá elevado a los 2.100 millones en el mundo, desde los 900 millones de 2015. La edad media del planeta habrá aumentado hasta los 36,1 años en 2050, desde los 29,6 años de hoy. Y la esperanza de vida crece en un año cada lustro. Servicios privados de salud, residencias, seguros de vida pero también compañías vinculadas al poder adquisitivo de los jubilados del mundo desarrollado, como el turismo o los productos dietéticos o de cuidado personal son opciones de inversión vinculados a esta tendencia demográfica.
  • 2El potencial de la clase media emergente UBS prevé que el sector sanitario de los mercados emergentes crezca a un ritmo anual del 8% desde 2014 a 2020, el doble del crecimiento previsto para el PIB y con tasas de dos dígitos para China y la India. La educación es otra variable importante dentro del fenómeno. UBS añade que alrededor de tres cuartas partes de los estudiantes universitarios de Brasil cursa sus estudios en centros privados con fines de lucro. La vivienda y su abaratamiento para el acceso de la población es otro foco de actividad futura: el 54,5% de la población mundial vive en zonas urbanas, un porcentaje que crecerá al 60% en 2030 según Naciones Unidas.
  • 3Realidad virtual y ciberseguridad La realidad aumentada y la realidad virtual y el internet de las cosas es otra de las grandes tendencias de futuro vinculadas a la tecnología. Credit Suisse prevé que los productos de hardware y software de realidad aumentada y virtual crezcan en el largo plazo hasta superar el volumen del actual mercado de los smartphones, que ronda los 700.000 millones de dólares. La apuesta por la ciberseguridad será la consecuencia inmediata. La necesidad de proteger una economía y unos hábitos cotidianos que dependen de la red elevará con fuerza el gasto en ciberseguridad. El riesgo de no hacerlo ya ha quedado patente en el reciente ataque global Wannacry.
  • 4Robótica e inteligencia artificial La que ya se conoce como cuarta revolución industrial está en marcha. Los robots van a sustituir buena parte del trabajo mecánico que ahora hacen las personas, lo que ya está provocando la fuerte pérdida de empleos en sectores como la automoción. “Los robots reemplazarán la mayor parte del trabajo pesado que todavía realizan los seres humanos. Y esto promoverá el retorno de la producción local. Después de todo, mientras que los costes laborales difieren mucho de un país a otro, el precio de los robots es más o menos igual. En términos de costes, ni importa tanto si un robot cose unos vaqueros en Pekín o Chicago”, auguran en Robeco.
  • 5La importancia estratégica del ahorro energético El ahorro energético se ha convertido en una cuestión clave para el desarrollo económico, además de una de las principales inquietudes de la denominada generación millennial. “Ahorrar combustible puede ser tan lucrativo como producirlo”, defienden desde UBS, que recuerda la insistencia de la mayoría de gobiernos de todo el mundo en reducir las emisiones más contaminantes, como el carbón. La Agencia Internacional de la Energía prevé que los mercados de productos y servicios para el ahorro energético crezcan a un ritmo de entre el 7% y el 8% anual en los próximos 20 años, lo que supone un saldo del gasto anual de 130.000 millones de dólares en 2013 a 550.000 millones en 2035.