El perfume más vendido de Hermès, en edición limitada

Terre d’Hermés salió al mercado en 2006, una década más tarde se reinventa

La fragancia está firmada por Jean- Claude Ellena, nariz de la ‘maison’ desde 2004

Alta perfumería
Nuevo diseño del perfume Terre d'Hermès

Es uno de los perfumes más vendidos de la última década. Todo comenzó cuando Hermès, uno de los máximos exponentes del lujo internacional, contrató al perfumista Jean-Claude Ellena, formado en una casa de aceites esenciales en la localidad de Grasse y autor de clásicos de la perfumería como First de Van Cleef & Arpels, Eau Parfumée au Thé Vert de Bvlgari o Sisley Eau de Campagne. Solo puso como condición a la maison francesa, no someterse a las preferencias del mercado. Y consiguió mantener su independencia.

Terre d’Hermès se ha convertido, desde que en 2006 saliera a la venta, en un icono de la perfumería, en una fragancia que resalta notas masculinas amaderadas como las del cedro del Atlas, neroli y bayas de rosas. Se trata de un perfume con recuerdo a bosque, a tierra mojada. Según Ellena para inspirarse se tumbaba en el suelo con la mirada fija en el cielo para sentir sobre su cuerpo la tierra. El resultado, como afirma la reconocida nariz es crear ilusiones olfativas. En 2007, un año más tarde de su estreno, fue galardonada en los premios FiFi como mejor fragancia masculina del año en la categoría de lujo, compartiendo el puesto con Unforgivable de Sean John. A partir de ahí, se consagró como una de las fragancias más demandadas. Pasada una década, Terre d’Hermès se abre a un nuevo horizonte con una edición limitada del icónico frasco H. Esta apuesta creativa está firmada por el artista y arquitecto irlandés Nigel Peake, encargado de sumergir al cliente a través del diseño gráfico en su universo predilecto: la ciudad.

En esta versión, decididamente urbana, el artista esboza con un trazo gráfico los rascacielos de una nueva ciudad suspendida entre el cielo y la tierra. Las líneas se cruzan y estiran, los tamaños y las perspectivas se prestan a una ilusión óptica que descubre, a la vuelta de la esquina de una avenida, la H de la casa Hermès.

Se concede a la arquitectura del frasco Terre d’Hermès una nueva geometría que conserva todos los detalles originales, creados por Philippe Mouquet para Hermès: el Clou de selle Hermès, el brillo del metal plateado sobre los hombros del frasco, el tapón deslizante que libera el vaporizador y, por último, la huella anaranjada de la base esculpida en forma de H, que difunde su resplandor en la fragancia.

La edición limitada Frasco H 2017 de Terre d’Hermès estará disponible a partir de junio de 2017 en la versión eau de toilette y en perfume. La primera tiene un carácter directo y sutil, íntegro y refinado, para un hombre soñador con los pies en la tierra. Juega con las paradojas: los olores amargos y veteados del pomelo y la naranja, el olor opaco y frío del sílex, las vistosas notas de pimientas y bayas rosas y el aroma suave y untuoso del cedro del Atlas. El precio del vaporizador de 100 ml es de 98 euros.

El perfume ofrece un cambio de perspectiva por su nueva densidad. El brillo y la vivacidad del pomelo y de la naranja presentes en la versión eau de toilette se han acentuado con una nota de shino, una planta de origen asiático con aromas de corteza de cítrico y menta, que actúa como potenciador. Se hacen más evidentes las notas amaderadas, cálidas sin ser secas, lo cual da cuerpo a la fragancia aportándole comodidad y carisma. La edición limitada del perfume de 75 ml tiene un precio de 110 euros.

Hermés, fundada en 1837, cotiza en Bolsa y factura más de 5.000 millones de euros.

Normas