Cuétara: Los sindicatos amenazan con parar de nuevo la producción de Chiquilín y Campurrianas

Tras cinco días de huelga anuncian nuevas movilizaciones

Piden una negociación "sin bloqueo" del convenio

Cuétara: Los sindicatos amenazan con parar de nuevo la producción de Chiquilín y Campurrianas

Los trabajadores de Cuétara están en pie de guerra y, si la situación no cambia, todo apunta que se mantendrá las protestas. La plantilla ha concluido este miércoles las cinco jornadas de paros parciales convocadas para protestar ante lo que entienden es un bloqueo en la negociación del convenio colectivo, que lleva dos años caducado.

El comité de empresa abrió hoy la posibilidad de alargar estos paros la semana próxima. "Si no hay acuerdo satisfactorio para los trabajadores,la próxima semana paros de 4 horas", ha publicado en Twitter la cuenta @CuetaraEnHuelga. Hasta el momento los paros en las fábricas como la de Villarejo de Salvanés, en Madrid, en tramos de dos horas diarios.

Cuétara pertenece al grupo Adam Foods, una de las divisiones de la antigua Nutrexpa, que adquirió al fabricante de galletas en 2008. Entre sus marcas de galletas se encuentran Tostarica, Campurrianas o Chiquilín.

Los sindicatos han criticado a la compañía por haber "bloqueado" las negociaciones y no haber aceptado "prácticamente ninguna" de las propuestas hechas por la plantilla. Las reivindicaciones de los empleados se centran en un incremento de salarios y de pluses, así como una mejora de la jornada laboral y los permisos.

Normas