La paz de Nokia y Apple pone en evidencia la ley de la selva del sector

Ambos grupos resolvieron el martes una disputa sobre patentes

Los combatientes a menudo se conforman con un trozo un poco más grande del pastel

Nokia
Sede de Nokia en Espoo (Finlandia).

Para hacerse una idea de la ley de la selva que rige el sector tecnológico, veáse el acuerdo entre Apple y Nokia. Ambos grupos resolvieron el martes una disputa sobre patentes con un acuerdo en el que el gigante estadounidense comprará kits de red de la empresa finesa, y venderá productos Nokia en sus tiendas. Puede parecer que las guerras de patentes versan sobre razones y sinrazones legales, pero los combatientes a menudo se conforman con un trozo un poco más grande del pastel.

Ambas partes tomaron acciones legales el año pasado, al expirar un acuerdo de licencias. Nokia acusó a Apple de infringir patentes de tecnología, mientras que la empresa de TimCook se quejó de estar pagando de más.

Ninguna de las dos partes dijo qué patentes estaban en cuestión. Sin embargo, ambas parecen haber cedido algo. Además de resolver su litigio, un nuevo “acuerdo de colaboración comercial” hará que Nokia provea productos y servicios de red e infraestructura a Apple. Esta volverá a incluir los productos de salud digitales de Nokia en sus tiendas físicas y online.

¿Quién ha dado más? La verdadera pregunta podría ser quién tenía más que perder. Credit Suisse estima que Nokia podría recibir 200 millones de euros de royalties anuales de Apple. Sin embargo, la capitalización de mercado de la finlandesa subió más de 2.000 millones al anunciarse la tregua, en torno a tres veces más que el valor de los 200 millones gravados, capitalizados y colocados con el mismo margen operativo del 47% de la división de tecnología de Nokia. Eso sugiere que los inversores conceden valor al resto del acuerdo, y al hecho de que Nokia haya evitado posibles gastos legales.

Más importante aún, el acuerdo deja claro que la disputa nunca fue solo sobre la ley de propiedad intelectual. Apple ingresó 47.000 millones de euros el trimestre pasado, gracias a innumerables patentes usadas en los productos más vendidos, como el iPhone y el iPad. Los dueños de patentes están en un constante tira y afloja con el gigante. Nokia, que ha invertido más de 115.000 millones de euros en I+D en los últimos 20 años, quería un mayor porcentaje de la cadena de valor. Parece haber tenido éxito en parte.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de Cinco Días.


Normas