González advierte a Reino Unido que “fuera de la UE hace mucho más frío”

El expresidente del Gobierno insta a continuar con la construcción de la Unión

Pide a los países más que cedan más soberanía

El Expresidente del Gobierno Felipe González.
El Expresidente del Gobierno Felipe González. EFE

La victoria de Emmanuel Macron en las elecciones presidenciales de Francia supuso una sensación de alivio en la Unión Europea. En un clima de desconfianza hacia las instituciones europeas por parte de los ciudadanos, aún hay visiones optimistas que plantean una mayor cohesión europea. Así se pudo ver ayer en el debate ‘Brexit pero no Frexit, ¿adónde va Europa?’, organizado por la Fundación Alternativas y EL PAÍS, en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.

“Soy optimista porque necesitamos la UE ”, señaló Felipe González, expresidente del Gobierno, quien recordó que formó parte del comité de sabios sobre el futuro de Europa, cuyas conclusiones no fueron tenidas en cuenta. El socialista pidió continuar con la construcción europea y profundizar en la unión económica. “Muchos se están dando cuenta de que estamos mejor que cada uno por su cuenta para enfrentarnos a los retos”, dijo González, que concluyó asegurando que “fuera de la UE hace mucho más frío”.

La crisis económica hizo mella en el sentimiento europeísta dominante en España. La confianza en la UE cayó un 18% durante los años de la crisis, explicó Belén Barreiro, expresidenta del CIS. “Hubo una mala respuesta a la crisis. Hemos perdido muchos años para reformar Europa”, advirtió. “La UE ha tenido 50 años de éxito y 10 de fracaso”, afirmó Michael Reid, editor de The Economist. Una situación que supone para Andrea Rizzi, redactor jefe de internacional de El PAÍS que “el reto fundamental de la UE es superar ese divorcio entre la ciudadanía y las élites”.

El periodista Mathieu de Taillac, corresponsal de Le Figaro en Madrid, quiso advertir que la llegada de Macron al Elíseo no puede ser vista como la solución mágica a todos los problemas de la UE. “No esperemos demasiado de Macron, porque ya se esperaba mucho de Hollande cuando fue elegido sobre el otro rumbo que podía dar a Europa. No hace falta esperar a que alguien salve la UE”, advirtió.

La UE afronta durante los próximos dos años la negociación para la salida de Londres del club. “La discusión va a ser muy difícil y Reino Unido está en una posición de desventaja”, lamentó Reid. El resultado del referéndum puso sobre alerta a las instituciones comunitarias, por si se produjera una reacción en cascada de diferentes países. “Soy británico y voté en contra del brexit. Lo que está pasando en mi país es una tragedia”, reconoció Reid, quien se alegró de que en Francia no ganara Marine Le Pen. La victoria de Macron “es una esperanza para los europeístas”, comentó Rizzi, que citó la alta abstención y el malestar de la sociedad.

Los ponentes se mostraron optimistas de cara al futuro, gracias a la mayor confianza en la UE de los jóvenes, según constató Barreiro. Todos apostaron por una mayor cesión de soberanía por parte de los Estados. “Necesitamos mucha mejor Europa”, dijo el expresidente.

Normas
Entra en El País para participar