Primarias socialistas

Los candidatos a liderar el PSOE cierran la campaña en total confrontación

Sanchez alude al riesgo de "involución democrática" y de ignorar a la militancia

Susana Díaz promete no dejar "interferir" a Podemos en su partido

Patxi López, hoy en Bilbao.rn a
Patxi López, hoy en Bilbao. a Efe

El ex secretario general del PSOE y candidato a la reelección, Pedro Sánchez, ha alertado hoy del “riesgo de involución democrática” del programa electoral de su principal contrincante en la batalla por el liderazgo, Susana Díaz, y ha pedido el voto para “rescatar” al partido de la abstención en la investidura de Mariano Rajoy. Sánchez ha reunido a miles de personas en el madrileño Parque de Berlín, el lugar escogido por su candidatura para cerrar la campaña a las primarias socialistas, que se celebran mañana,domingo.

Para el aspirante a liderar el PSOE, muchas de las propuestas de Díaz son “todo lo contrario” a lo que “siempre” ha defendido la organización. Concretamente, ha cargado contra las pretensiones que, a su juicio, tiene la presidenta andaluza de “esconder a la militancia”, y también ha criticado la iniciativa de dar créditos a jóvenes estudiantes: “La educación es un derecho, no un endeudamiento”, ha subrayado.

Sánchez, que se ha mostrado convencido que de ganará las primarias y de que “mañana empieza todo”, ha asegurado que una de las primeras medidas que adoptará será abrir las agrupaciones socialistas para que vuelvan a ser un espacio de debate. En este sentido, ha vuelto a reivindicar la participación de las bases en las decisiones del partido: “Somos la candidatura de la militancia. A un secretario general elegido por las bases le quitan las bases”, ha manifestado, en referencia a su dimisión como líder del partido el pasado 1 de octubre, después de que el Comité Federal del PSOE acordase facilitar un Gobierno de Mariano Rajoy con su abstención.

En cualquier caso, ha apelado a la “responsabilidad” de cara a la votación en las primarias porque, a su juicio, los ciudadanos merecen un PSOE “en pie y con ganas de derrotar a la derecha”. Durante su intervención, Sánchez ha cargado contra los que “han querido ganar las primarias” antes de que se produjera la votación y durante la recogida de avales, donde Susana Díaz cosechó unos 6.000 más que Sánchez“.

Por su parte, Susana Díaz cerró hoy su campaña en Trujillo asegurando que si es secretaria general no dejará a Podemos “interferir” en la formación socialista. Díaz aseguró que su intención es volver a “unir” el PSOE sin renunciar a su historia y sin dejar a Podemos “interferir en la libre voluntad de los socialistas”. Acompañada por el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, la candidata a la Secretaría General socialista reiteró sus “ganas de levantar el PSOE”, que es “lo mejor que le ha pasado a España”. “Vamos a unir al PSOE”, afirmó, aunque abogó por no renunciar a la historia del partido, porque ella no quiere una formación “que pretende ser otra cosa” a la que es, en tácita referencia a la supuesta tendencia de su rival, Pedro Sánchez, a acercarse a Podemos. “Mal negocio haríamos si alguno reescribiera nuestra historia”, afirmó.

Patxi López, el tercer candidato, cerró su campaña con un mitin en Bilbao, en el que reclamó el “único voto útil” para salvar a su partido del “choque de trenes” y destacó que él llegó a presidir el Gobierno vasco levantando la bandera de la paz "entre fuegos cruzados". López afirmó que “la derecha no teme a ninguno” de los otros dos aspirantes a dirigir esta formación política, Susana Díaz y Pedro Sánchez, sino a un Partido Socialista “unido” y con un “proyecto claro de izquierdas”.

El exlehendakari reunió a 500 militantes y simpatizantes junto al monumento “La Puerta de los Honorables”, dedicado a quien fuera presidente de este partido, Ramón Rubial, el “gran referente” -ha dicho- de los socialistas. Según su opinión, tras dar una imagen de “partido roto” en el debate a tres del pasado lunes, Susana Díaz y Pedro Sánchez siguen “discutiendo cada día sobre a quién teme más la derecha”, pero ha considerado que “no teme a ninguno de los dos”. “Lo que teme de verdad la derecha es un PSOE unido y con un proyecto claro de izquierdas, añadió. Mientras sigamos divididos y sin proyecto se irán a dormir muy tranquilos porque no habrá nadie que les plante cara”, ha añadido Patxi López.

En alusión a los mensajes de los otros dos candidatos, López ha señalado que “decir eso de que "soy un 100% PSOE ganador", sin decir qué propones para ganar, no es más que voluntarismo vacío”, y “decir que 'soy el único representante de la izquierda capaz de enfrentarse a la derecha', cambiando de propuestas cada 10 minutos, no es más que un ejercicio de contentar a no se sabe quién, pero sin ningún fundamento detrás”.

 

 

Normas