Alibaba no recuperará todo el valor diluido

La recompra de títulos pagados a su personal no compensa a sus inversores

Al menos la compañía reconoce el coste para los accionistas

Jack Ma, presidente y fundador de Alibaba, en abril en la Cumbre de TI de China 2017, celebrada en Shenzen.
Jack Ma, presidente y fundador de Alibaba, en abril en la Cumbre de TI de China 2017, celebrada en Shenzen.

Alibaba es un negocio exclusivamente chino con algunos hábitos muy americanos. Uno de ellos es pagar a su personal en acciones y pedir a los inversores que ignoren ese coste al mirar las ganancias. Empresas como Twitter llevan años haciéndolo. El anuncio del gigante de comercio electrónico de que va a recomprar acciones por valor de 5.400 millones de euros para “compensar” la dilución provocada por el pago acciones, otra maniobra habitual en Silicon Valley, también perturba la realidad financiera.

No hay nada malo en pagar con acciones. Después de todo, pagar al personal en efectivo también implica una transferencia de los accionistas a los empleados. A menudo, las empresas piden de forma descarada a los inversores que se concentren en las ganancias no-GAAP, que excluyen la compensación basada en acciones, aunque muchos, incluyendo Google y Facebook, están reduciendo esta práctica.

Recomprar acciones no neutraliza la dilución, sin embargo. La empresa fundada por Jack Ma reducirá en la práctica el número de acciones en torno a un 2% según el precio actual de la acción. Pero también los que no vendan tendrán menos Alibaba que antes. En concreto, la compañía ya no tendrá el efectivo pagado para la recompra. Si bien el proceso de adquisición de acciones puede impulsar el precio de la acción, no se crea ningún valor real. Cuando Alibaba haya finalizado la compra de la misma cantidad de acciones que dio a los empleados, los inversores tendrán el mismo porcentaje de la empresa que al principio. Pero su interés económico se habrá reducido.

¿Hay alguna alternativa? Una opción más simple sería pagar al personal en efectivo, que algunos podrían reinvertir en acciones. Eso, sin embargo, sería un gran cambio para una industria acostumbrada a untar a sus empleados con títulos. De las 100 principales empresas que pagan acciones a nivel mundial, 54 son de tecnología, según UBS.

Empresas como Alibaba reconocen al menos que el pago basado en acciones tiene un coste para los inversores. Al pretender compensarlo, sin embargo, sustituyen un artificio por otro.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de Cinco Días.

Normas