Arco Lisboa, el arte contemporáneo que atraviesa fronteras

La feria de arte de Ifema celebra su segunda edición en Lisboa

En ella participan 58 galerías de 13 países distintos

Arco Lisboa
Fotografía facilitada por IFEMA de una de las 'bestias' de Joana Vasconcelos recubiertas de crochet en la feria ARCO Lisboa, abierta al público desde hoy y hasta el 21 de mayo. EFE

En 2016, casi a modo de prueba, la Feria Internacional de Arte Contemporáneo de Madrid, Arco Madrid, daba su primer paso internacional. Lo hacía a un destino cercano, en Lisboa, llevando lo mejor del arte contemporáneo con el sello que proporciona un evento con 35 ediciones a sus espaldas. El balance final fue una asistencia de 12.800 personas durante sus cuatro días de duración, una cifra por encima de la prevista y que demostró que la apuesta era sobre seguro

Casi un año después, la capital portuguesa acoge la segunda edición de Arco Lisboa, que retorna ya consolidada como un evento de referencia en el panorama artístico de la ciudad. Y en esta ocasión, con un incremento de sus principales magnitudes. Desde hoy y hasta el próximo domingo, la Fábrica Nacional da Cordoaria acogerá las obras de las 58 galerías participantes, 13 más de las que tomaron parte de la edición anterior, y que proceden de 13 países diferentes. 50 de ellas forman parte del programa general, entre las que se encuentran algunas de las galerías más importantes de Portugal, como las de Cristina Guerra, Pedro Cera o Vera Cortês, establecidas en Lisboa, o las de Murisa Centeno, Quadrado Azul, Fernando Santos o Pedro Oliveira, de Oporto. También hay presencia de galerías españolas, como Elba Benítez o Juana de Aizpuru, además de otras de distintas procedencias como la Giorgio Persano (Italia), Nueveochenta (Colombia) o Zak Branicka (Alemania).

A ellas hay que sumar las ocho galerías que forman parte de una nueva sección comisariada, Opening, y que tienen menos de siete años de antigüedad, con obras de artistas emergentes como Renato Leotta o Karlos Gil, junto a otros más consolidados como Erwin Wurm o Sergio Vega. Pero Arco Lisboa va más allá del evento puramente galerístico. Esta vez también acogerá a editoras y librerías portuguesas en el espacio llamado As tables are shelves, que sirve para descubrir los contenidos editoriales más recientes y que se completa con una selección de revistas y publicaciones locales e internacionales relacionadas con el arte contemporáneo.

El presidente de la Cámara de Lisboa, Fernando Medina (c), conversa con el vicepresidente de IFEMA, Luis Cueto (2d); y con el director de ARCO, Carlos Urroz (d), durante la inauguración de Arco Lisboa.
El presidente de la Cámara de Lisboa, Fernando Medina (c), conversa con el vicepresidente de IFEMA, Luis Cueto (2d); y con el director de ARCO, Carlos Urroz (d), durante la inauguración de Arco Lisboa. EFE

El resto de la ciudad también participará de Arco Lisboa, gracias al apoyo de instituciones como el Ministerio de Cultura portugués, las agencias de turismo de Portugal y de Lisboa o la Câmara Municipal de Lisboa, con exposiciones especiales del Museu de Arte, Arquitetura e Tecnologia o en el Museu Arpad Szenes, entre otros.

Dentro de la feria también habrá espacio para los encuentros profesionales, con una programación de foros con ponentes de más de 20 países.

Normas