Bruselas multa a Facebook con 110 millones por mentir ¿Se puede impugnar la compra de WhatsApp?

La compañía aseguró que no podía ligar los datos de los usuarios de ambas redes

Las organizaciones de consumidores creen que la CE debería revisarla autorizaciónde fusión de ambas

comisión europea
La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager. EFE/Archivo
Bruselas / Madrid

La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, ha impuesto hoy una multa de 110 millones de euros a Facebook por haber facilitado al organismo comunitario "información incorrecta o engañosa" durante el proceso de autorización de la compra de WhatsApp.

Bruselas autorizó la fusión de ambas compañías en 2014, tras una investigación en la que Facebook aseguró que no existía la posibilidad de vincular automáticamente los datos de los usuarios de ambas redes.

El departamento de Vestager descubrió después que no sólo existía esa posibilidad sino que el personal de Facebook se lo ocultó a la dirección general de Competencia tanto en la notificación de la operación como cuando se le requirió información adicional. "Por consiguiente", ha concluido hoy la Comisión, "la violación de las normas procedimentales por parte de Facebook fue, cuando menos, una negligencia".

Vestager ha calificado la falta como grave y ha impuesto a la compañía de Zuckerberg una sanción de 110 milones de euros. La sanción podía haber sido hasta el doble, porque Bruselas podía haber llegado hasta una cifra equivalente al 1% de la facturación de la compañía. Pero la comisaria de Competencia ha rebajado la cuantía porque "Facebook ha cooperado, ha reconocido la infracción y ha renunciado a sus derechos procedimentales de defensa".

Bruselas ha precisado que el expediente contra Facebook no tiene ningún efecto retroactivo sobre la fusión con WhatsApp, porque la CE hubiera autorizado aquella operación incluso si la multinacional estadounidense hubiera reconocido la posibilidad de vincular los datos de todos los usuarios.

Para Vestager, "la decisión de hoy envía una señal clara a las compañías de que deben cumplir con todos los puntos de la normativa sobre fusiones, incluida la obligación de facilitar información correcta".

Bruselas ya había castigado a otras empresas por facilitar información incorrecta. En el año 2000, impuso dos multas (de 50.000 y 900.000 euros) a Mitsubishi por ese motivo.

Protestas

La aparente benevolencia de Bruselas con Facebook ha puesto en pie de guerra a las organizaciones de consumidores. "Es decepcionante que la Comisión no haya decidido revisar la autorización de la fusión de Facebook con WhatsApp", lamenta Monique Goyens, directora general de la Oficina europea de organizaciones de consumidores (BEUC, según sus siglas en inglés"). Goyens considera "inaceptable que los consumidores estén continuamente expuestos al uso incorrecto de sus datos por parte de Facebook".

BEUC cree que la Comisión autorizó la mega fusión (más de 21.000 millones de dólares por la compra de WhatsApp) sin valorar adecuadamente el daño potencial para las consumidores. "La decisión de hoy confirma que Facebook facilitó información engañosa a la Comisión para esconder sus verdaderos planes sobre WhatsApp y los datos de sus usuarios", subraya Goyesn.

Impugnar la compra de WhatsApp

Miguel Troncoso, socio director del despacho de Gómez Acebo en Bruselas, cree que BEUC u otra parte que se considere perjudicada podría impugnar el visto bueno a la fusión en base al dictamen de ayer sobre el engaño durante el procedimiento.

“La cuestión”, añade Troncoso, “es si llegaría a buen puerto, y creo que no, porque lo que comunicaron mal es una cuestión de protección de datos que en sí no tiene un efecto sobre el mercado ni de mensajería instantánea ni de redes sociales para particulares”.

Troncoso considera que la Comisión podría haber reabierto la investigación si la información que dio Facebook hubiera sido errónea hasta tal punto que tuviera un efecto relevante sobre la estructura de mercado, “pero no lo ha hecho porque parece que no es el caso”.

Francia también le multa por incumplir la ley de protección de datos

La semana no está resultando especialmente buena para Facebook. El pasado martes, la Comisión Nacional de Informática y Libertades (CNIL) de Francia multó a la compañía con 150.000 euros incumplir una serie de reglas relacionadas con la privacidad. En concreto, la autoridad gala de protección de datos le impuso este castigo económico por recabar información sensible de los usuarios sin su permiso.

La CNIL argumentó su decisión asegurando que la popular red social "procedía a la combinación masiva de datos personales de los internautas" para utilizarlos con fines publicitarios y poder seleccionar el mensaje dirigido a cada uno. Según el organismo francés, Facebook utilizaba una cookie Datr para seguir la pista a los internautas, incluso los que no tenían una cuenta abierta con ella. CNIL aseguró que este procedimiento es “desleal ante la ausencia de información clara y precisa”.

La multa ha llegado después de que Facebook comunicara en 2015 que modificaba su política de utilización de datos y tras una larga investigación de la autoridad francesa de protección de datos, que ha contado en la misma con la participación de sus homólogos españoles, belgas, holandeses y alemanes. Las respuestas “insatisfactorias” dadas por el gigante de internet al CNIL no lograron evitar la multa. Una multa, por otro lado, que solo supone el 0,0016% de los beneficios de la multinacional estadounidense, que el pasado año obtuvo una ganancia de 9.000 millones.

Normas
Entra en El País para participar