Google Lens permite al móvil entender imágenes y vídeos, además de texto

a compañía, que apuesta por democratizar la inteligencia artificial, lleva su asistente de voz al iPhone

Presenta un Android que requiere menos memoria para mercados emergentes

tecnología
Sundar Pichai, consejero delegado de Gooble, durante la conferencia para desarrolladores Google I/O 2017 en San Francisco. == FOR NEWSPAPERS, INTERNET, TELCOS & TELEVISION USE ONLY ==

La inteligencia artificial es la gran apuesta de futuro de Google. Así lo ha asegurado hoy su consejero delegado, Sundar Pichai, durante la conferencia anual de desarrolladores que la multinacional celebra cada año en San Francisco. El directivo aseguró que igual que el paso del ordenador al móvil les obligó a la compañía repensar todos sus productos y reinventarlos para reflejar nuevos modelos de interacción como son las pantallas multitáctiles, “hoy somos testigos de un nuevo cambio de paradigma: la transición de un mundo mobile first hacia uno AI first (inteligencia artifical primero)”.

Pichai admitió que esta tecnología disruptiva les está forzando de nuevo a reimaginar sus productos. Esta vez para un mundo que permita interacciones más naturales con la tecnología. “La voz y la visión se están convirtiendo en componentes tan importantes de la computación como el teclado o las pantallas multitáctiles”, dijo el ejecutivo, que apuntó al asistente de Google (Google Assitant) como un poderoso ejemplo de este avance.

El asistente, que compite con Alexa de Amazon, Siri de Apple o Cortana de Microsoft, ya está disponible en 100 millones de dispositivos y se está volviendo cada día más útil. “Ahora podemos distinguir diferentes voces en Google Home [el altavoz de la compañía, que pretende ser el centro de control del hogar], lo que permite ofrecer una experiencia más personalizada cuando se interactúa con el”. Pero la compañía se sacó otros as de la manga: su famoso asistente estará disponible para iPhone de forma inminente y entenderá comandos escritos. Google también informó de que el asistente estará en castellano antes de que acabe este año.

Pichai desveló durante el evento otros productos nuevos que explotarán todos los avances de la inteligencia artificial como Google Lens, una solución tecnológica basada en la visión que llegará primero al asistente de Google y a Google Fotos, y que permitirá a ordenadores y móviles entender imágenes y vídeos además de texto.

“Si te agachas bajo la mesa de un amigo para ver la contraseña del wifi en el router, tu móvil reconocerá la contraseña, entenderá que tratas de conectarte a una red wifi y automáticamente te conectará. La clave aquí es que no necesitas aprender nada nuevo para hacer que todo esto funcione. Ahora, la interfaz y la experiencia es mucho más intuitiva que copiar y pegar entre aplicaciones en tu smartphone”, dijo.

El asistente de Google también será capaz de identificar a las personas que hay en una foto para enviársela o creará álbumes escogiendo las instantáneas de mayor calidad o eliminando las repetidas. 

Con estos ejemplos, Pichai mandó un mensaje nitido al mercado. Google quiere democratizar la inteligencia artificial, que el machine learning sea algo accesible para todos. Y para ello, desveló otros lanzamientos e iniciativas clave.

Entre ellos, una nueva generación de hardware (lo denominan Cloud TPUs), que pone en manos de los clientes cloud de Google una capacidad de procesamiento en la nube diseñada para procesar volúmenes monstruosos de información. Otro anunció es AutoML, un software para automatizar el diseño de redes neuronales. “La idea es que cientos de miles de desarrolladores, sin ser expertos en inteligencia artificial, puedan diseñar redes neuronales nuevas para sus necesidades particulares”, aclaró Pichai.

Computación

El ejecutivo también insitió en que es importante para Google hacer que estos avances funcionen mejor para todos, no sólo para los usuarios de los productos Google. “Creemos que los grandes avances en problemas sociales complejos serán posibles si científicos e ingenieros pueden tener mejores y más poderosas herramientas computacionales al alcance de la mano. Y esta es la motivación que hay detrás de Google.ai”, una iniciativa dentro de Google, que según dijo Pachai, acelerará la forma en que investigadores, desarrolladores y empresas trabajan en este campo.

Google.ai se centrará en tres áreas: investigación de machine learning, desarrollo de herramientas e infraestructuras de computación y el desarrollo de aplicaciones en el campo de la inteligencia artificial. “Google.ai se ha asociado con investigadores, científicos y desarrolladores para atacar algunos problemas con resultados prometedores. Hemos usado aprendizaje automatizado para mejorar el algoritmo que detecta la propagación del cáncer de mama a los ganglios linfáticos adyacentes. También hemos visto que la inteligencia artificial está produciendo grandes avances en tiempo y precisión en el trabajo de investigadores para predecir las propiedades de moléculas e incluso la secuencia del ADN”, continuó Pichai.

Google aseguró que la inteligencia artificial está comenzando a cosechar frutos que la gente ya puede probar. No obstante, admitió que aún hay un largo camino que recorrer antes de pasar a un mundo verdaderamente AI-first. “Pero cuanto más podamos hacer para democratizar el acceso a esta tecnología más pronto nos podremos beneficiar todos de ello".

El directivo de Google destacó que este cambio no trata solo de construir dispositivos futuristas o de realizar investigaciones innovadores. El machine learning y la inteligencia artificial también tendrán impacto en cosas más terrenales. Pichai puso un ejemplo que tiene que ver con la búsqueda de empleo y explicó que el buscador ha creado una nueva funcionalidad, Google for Jobs, para ayudar a la gente a encontrar empleo entre una amplia gama de campos y niveles salariales, incluyendo aquellos puestos de trabajo que tradicionalmente han sido difíciles de buscar y clasificar, como retail y hostelería.

Nuevos Android O y Go

Google aprovechó ayer el evento con desarrolladores para desvelar algunas cifras. Entre ellas, que ya hay 2.000 millones de dispositivos activos con Android, que se han descargado 82.000 millones de aplicaciones en Google Play en el último año (equivale a 11 apps por persona en la Tierra) y que ya existen 8 móviles listos para la tecnología de realidad virtual de Google (Daydream) en el mercado, que pueden acceder a 150 apps de realidad virtual. El gigante de internet también anunció que está trabajando en un casco de realidad virtual que será independiente de un ordenador o de un smartphone.

La firma también aprovechó el evento para presentar Android Go, un nuevo Android que requiere mucha menos memoria y está optimizado para mercados emergentes. Esta versión del sistema operativo de Google funcionará en teléfonos de gama baja. La compañía también reveló más detalles sobre el nuevo sistema operativo Android O. La mayoría de las novedades busca hacer que la experiencia del usuario con esta versión sea más fluida.

Normas