La intensa agitación corporativa en las 'telecos'

El de telecomunicaciones es de los pocos negocios con crecimientos exponenciales

Euskaltel ha llegado a un acuerdo con Zegona para comprarle su filial asturiana Telecable por un importe de 686 millones de euros.
Euskaltel ha llegado a un acuerdo con Zegona para comprarle su filial asturiana Telecable por un importe de 686 millones de euros.

La compañía de telecomunicaciones Euskaltel anunció ayer la compra por 686 millones de euros de la operadora Telecable, con intensa presencia en el Principado de Asturias, lo que convierte a la empresa vasca en el principal actor del mercado en la cornisa cantábrica, si tenemos en cuenta que hace poco más de un año adquirió también la compañía de cable R, con presencia sobre todo en Galicia. Se trata solo del penúltimo episodio del intenso proceso de concentración empresarial en el sector de las telecos que se inició en 2014 con la compra de Ono por parte de Vodafone. Desde aquella adquisición hasta la de Telecable, y contabilizando también la de Jazztel a manos de Orange, o la de DTS por parte de Telefónica, el sector ha movilizado en España unos 15.000 millones de euros, casi una tercera parte de lo que capitaliza en Bolsa el antiguo monopolio Telefónica, que es un auténtico gigante mundial. Y todo indica, tanto en España como fuera de ella, que, por muchos motivos, la consolidación no ha concluido, ni mucho menos.

En primer lugar, porque la fortísima competencia y la guerra sistemática de precios que lleva aparejada fuerza a la búsqueda continua de sinergias en operaciones de concentración, en las que los jugadores más ágiles y especializados en determinadas franjas de mercado son objeto de deseo de las empresas bien capitalizadas y que tienen vocación de crecimiento. Y en segundo lugar, porque en la era de las telecomunicaciones y de internet los carriers (las telecos) tienen que poner cada vez más capacidad a disposición del tránsito de voz y datos, y es una maravillosa oportunidad de crecimiento del negocio. Además, cada vez más compañías de telecos han entrado para quedarse en la generación y comercialización de contenidos, pese a que las redes de transmisión tienen aún mucho recorrido de mejora. Así las cosas, y bajo la vigilancia estrecha de las autoridades de competencia, los jugadores seguirán haciendo sus apuestas en este negocio de crecimientos exponenciales, y cada movimiento en el mercado será una oportunidad de mejora del servicio para la clientela y de obtener rentabilidades adicionales para los inversores.

Normas
Entra en El País para participar