Champions 2017
El Millennium Stadium de Carfiff, sede de la final de la Liga de Campeones de esta temporada.
El Millennium Stadium de Carfiff, sede de la final de la Liga de Campeones de esta temporada.

La mejor fórmula para ir a Cardiff a la final de la Liga de Campeones

Los madridistas tendrán que hacer encaje de vuelos para ahorrar

Las opciones más baratas tienen despegan del Prat

Cerca de 18.000 aficionados del Real Madrid asistirán a la final de la Liga de Campeones, que se celebrará en Cardiff (Gales) el próximo 3 de junio en un partido que les enfrentará a la Juventus de Turín. Ese es el cupo de entradas que la UEFA ha fijado para cada club, y que el conjunto merengue repartirá de forma definitiva a través de un sorteo que se celebrará el 18 de mayo. Por tanto, los aficionados agraciados con una entrada dispondrán de apenas dos semanas para preparar su desplazamiento. Y este no será sencillo ni, sobre todo, barato.

Dos son los aeropuertos de referencia para llegar a Cardiff. El de la ciudad y el de Bristol, a una hora en automóvil de la capital galesa. Ninguno con la capacidad para absorber las demandas de un evento de este tipo. El primero registró una afluencia de 1,3 millones de pasajeros en 2016, y en proyecto está la creación de una nueva terminal. El segundo, que será el de referencia para los vuelos chárter que se programen desde Madrid, alcanzó los 7,5 millones de pasajeros, sumando entre ambos 8,8 millones. Lejos de los 29 millones que absorbieron los dos principales aeropuertos de Milán, Malpensa y Linate, durante el año pasado, cuando se celebró allí la final entre Real Madrid y Atlético de Madrid. El consuelo para los operadores es que, a diferencia de entonces, solo será una afición la que se desplace desde Madrid.

Aerolíneas y agencias de viajes están reforzando sus operativas o creando paquetes diseñados para este partido. Ryanair fue la primera en anunciar una serie de vuelos especiales entre Madrid y Cardiff, con ida el viernes 2 de junio y vuelta el lunes 5. A un precio de 400 euros, al cierre de esta edición era la opción más barata para volar desde Madrid, aunque requiere de noches adicionales de hotel. Iberia ha tenido que adelantar una semana la puesta en marcha de los vuelos veraniegos de esa misma ruta, operada por su filial low cost, y para el fin de semana de la final ha programado 30 vuelos especiales, 15 por sentido, sumando 6.500 asientos, aunque estas nuevas plazas aún no están disponibles en su web. Air Europa sacará plazas adicionales para su ruta Madrid-Londres Gatwick. Barceló Viajes cuenta con dos opciones: viaje ida y vuelta en el mismo día a Bristol por 695 euros, con asistencia y traslados, o un paquete de viernes a domingo con hotel en Cardiff, viajando a Bristol, por 1.425 euros. El Real Madrid aún tiene que definir las alternativas que ofrecerá a sus socios, pero los vuelos en el día rondarán siempre los 700 euros.

Alternativas

El madridista que quiera ahorrarse algunos euros no le quedará más opción que hacer encaje de aeropuertos y trenes. Las escalas resultan insalvables, y el alojamiento tendrá que ser fuera de Cardiff, que está al completo. La opción más asequible, saliendo el viernes y volviendo el domingo, es la conexión Barcelona-Birmingham, yendo con Vueling y volviendo con Ryanair, por 153 euros. A ellos habría que sumar otros 150 euros para llegar a la Ciudad Condal desde Madrid en AVE en los horarios disponibles para llegar a tiempo. Aun así, es más barata que la opción de Ryanair desde Madrid. Birmingham conecta con Cardiff por tren en un trayecto de dos horas. También desde El Prat, una opción muy asequible es llegar a Manchester, ida con la aerolínea británica Monarch a las 11.40, y vuelta el domingo a las 18.10 con Ryanair, por 100 euros. Para el día del partido hay trenes directos entre ambas ciudades, con una duración de 3,30 horas y un precio de 72 libras (85 euros), y también el domingo a primera hora, por 40 libras (47 euros). En las mismas fechas y también desde Barcelona, viajar a Liverpool cuesta 142 euros, aunque el tren a Cardiff el sábado es más barato: 44 libras (52 euros) en un trayecto de cuatro horas y un transbordo.

Normas
Entra en EL PAÍS