NH vuelve a repartir dividendo, cancelado desde 2009

La cadena hotelera registra por primera vez desde 2012 ebitda positivo en el primer trimestre

hoteles nh
Hotel de NH del Paseo de La Habana.

El viento de cola del turismo está impulsando los resultados de las empresas cotizadas de este sector. NH volvió a beneficios a finales de 2016 tras ocho años sin conseguirlo. En el primer trimestre, un período tradicionalmente menos favorable porque la llegada de turistas se concentra en el segundo y en el tercer trimestre del ejercicio, la tendencia ha continuado.

NH obtuvo unos ingresos entre enero y marzo de 328,6 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 8,3%, según ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La cadena asegura que es el mayor aumento de la facturación en diez años. Otro indicador que revela la mejoría de las cuentas es el ebitda (beneficio antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones), que crece en 15,6 millones respecto al mismo período del pasado ejercicio y se sitúa en 10,8 millones. En un comunicado, la compañía dirigida por Ramón Aragoneses destaca que “el grupo ha registrado la mayor mejora de resultado neto (37,5% más) desde 2011 en un primer trimestre, que históricamente es negativo al ser el de menor contribución al conjunto del año”.

NH HOTELES 3,46 1,76%

La mejora de los ingresos y del beneficio está ligada a una subida de la ocupación del 6% y a un incremento de los precios del 5,5%, lo que ha llevado a que los ingresos por habitación disponible (el principal indicador de rentabilidad de los hoteles) se haya situado en 56,6 euros, con una alza del 11,9%.

Esas buenas cuentas han llevado a la cadena a recuperar el dividendo, suspendido desde hace nueve años. El consejo de administración de NH Hotel Group propondrá en la próxima junta general de accionistas, convocada para el 29 de junio, el reparto de un dividendo con cargo a los beneficios del ejercicio 2016 por un importe de €0,05 brutos por acción en circulación, además del lanzamiento de un nuevo plan de incentivos a largo plazo “alineado a la generación de valor para el accionista”.

El punto negro es el pasivo de la compañía. Al cierre del pasado ejercicio era de 747 millones, con una ratio de apalancamiento sobre ebitda de 4,1 veces, frente a las 5,6 veces de cierre de 2015. En abril, la cadena refinanció 150 millones euros con vencimiento en 2019 y coste del 6,875%, mediante la aportación de caja y una nueva emisión de €115 millones con vencimiento en 2023 y rendimiento del 3,17%. La firma asegura que esta operación le ha permitido “extender los vencimientos y reducir el endeudamiento bruto y el coste financiero medio”. De hecho prevé bajar la ratio de apalancamiento a 3 o 3,25 veces el ebitda este año, gracias a las buenas previsiones que maneja. “La nueva estrategia de gestión de ingresos implementada, el potencial de los hoteles reformados, mayor eficiencia en el modelo de gestión, la generación de caja y la reducción de deuda son las prioridades para 2017, en el que la Compañía confirma el objetivo de alcanzar 225 millones de euros de ebitda”. Supondría un incremento del 24,3% respecto al registrado en 2016 (181 millones).

Normas
Entra en El País para participar