Las empresas ya se animan a diseñar sus propias zapatillas

BrandYourShoes diseña calzado personalizado

Compañías como Randstad, Honda o Volkswagen tienen las suyas

zapatillas
Zapatillas customizadas para Honda y Wolkswagen.

Cuando Guillem Soldevila y su hermano Ferran, la última generación de una antigua estirpe zapatera de Barcelona, abandonaron la tradición familiar, nunca pensaron que más tarde volverían a sus orígenes. Cada uno de ellos se embarcó en diferentes proyectos, pero desde hace cerca de tres años calzan a grandes multinacionales. “Yo tenía un despacho de diseño, y recibí el encargo de un grupo de castells que quería adornar su torre humana con zapatillas personalizadas”, cuenta Guillem Soldevila. Ahí empezó todo. Rápidamente, tras el encargo de otras colles –colectivos de castells– crearon una marca para fabricar calzado personalizado, a la que bautizaron como BrandYourShoes, y empezaron a desarrollar los diferentes modelos y diseños de los que hoy se sirven.

“En aquel entonces ya nos centramos mucho en el posicionamiento como marca más que en los cánones y en las tendencias de moda”, explica Soldevila, fundador y director creativo de la firma. Porque el objetivo no era solo vender una zapatilla por su diseño, sino customizar al máximo posible cada modelo, y de esta manera llegar a clientes que de otra forma no podrían encontrar lo que buscaban en el mercado. De este modo, en estos tres años, la firma ya ha diseñado pares de zapatillas para todo tipo de empresas, “desde un pequeño taller de Barcelona hasta grandes multinacionales”, como Honda, Volkswagen, la aerolínea KLM, Accor Hotels, Schneider, Randstad, Allianz o el mismo Real Club Deportivo Español de Fútbol.

“Las compran muchas compañías de eventos para ofrecerlas a los clientes en ferias y exposiciones, pero también otras organizaciones que utilizan las zapatillas como regalo de empresa para los trabajadores, como vestuario de cara al público en hoteles y restaurantes, y como obsequio para clientes propios”, prosigue. Otras como KLM se sirvieron de ellas, por ejemplo, para promocionar la ciudad de Amsterdam como destino de su aerolínea. Es, explica, un soporte muy novedoso, porque algo de este estilo no existía en un mercado en el que la personalización de las prendas de vestir estaba únicamente enfocada a los textiles: “Era y sigue siendo muy corriente ver los logos y emblemas de las empresas en camisetas, sudaderas y otras ropas, pero en el calzado siempre ha sido más complicado”.

La razón, esgrime Soldevila, es el concepto que en la mayoría de ocasiones se tiene de este tipo de técnicas, de las que muchas veces se entiende que son tácticas publicitarias y promociones que acaban en el fondo del armario o en la bolsa de deporte como prenda que sudar y estropear en el gimnasio. Ese fue otro de los puntos que, quizá movida por su tradición zapatera, la pareja de hermanos quiso resolver desde el comienzo, con calzados de calidad. “El proceso de elaboración es 100% Made in Spain, somos una potencia mundial en el sector, y queríamos mantenerlo”. Por eso, añade, trabajan con proveedores y talleres de Barcelona, con artesanos del sector y materiales de primera calidad, con varios tipos de pieles, nailon o algodón. “La gente no suele saberlo, pero fabricar calzado sigue siendo un proceso muy artesano y manual. Una de nuestras zapatillas pasa por 10 personas antes de salir del taller”.

Las prendas corporativas acaban en el fondo del armario. Nosotros queremos cambiarlo

Guillem Soldevila, fundador de BrandYourShoes

A esto se le añade, recuerda, la posibilidad de customizar al máximo cada modelo. “Hoy las empresas dedican cada vez más peso a la personalización completa de sus productos. En nuestro caso, los clientes pueden elegir los colores, la imagen o logo que proyectar, los materiales o el modelo de zapatilla”, decantándose por un diseño vintage, clásico, retro o urbano. Todo, recuerda Soldevila, a través incluso de la propia web de la firma, que también ofrece sus servicios a pequeñas empresas: “Por eso tenemos un pedido mínimo de 30 pares por cada diseño, algo muy reducido para el sector del calzado”, recuerda. Con este pedido, la firma sitúa sus precios entre los 56 y los 75 euros por par. “A partir de ahí, si el encargo de zapatillas aumenta, el importe va reduciéndose”.

Los hermanos Ferran y Guillem Soldevila, director adjunto y director creativo de la firma.
Los hermanos Ferran y Guillem Soldevila, director adjunto y director creativo de la firma.

Normas