Coyuntura
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, clausura la Asamblea Anual de Socios del Instituto de la Empresa Familiar.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, clausura la Asamblea Anual de Socios del Instituto de la Empresa Familiar. EFE

Rajoy a los empresarios familiares: "Se acercan buenos momentos"

Descarta medidas de ajuste para cumplir el déficit este año

Asegura que no habrá bajada de cotizaciones en el “corto plazo”.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha afirmado este martes que “vienen por delante buenos momentos aquí y en el conjunto de la UE”, que registrará al menos tres años de crecimiento económico positivo, gracias a que “se empiezan a disipar algunos condicionamientos políticos que podrían existir”, y ha descartado medidas de ajuste adicionales para cumplir el déficit este año y una bajada de cotizaciones en el “corto plazo”.

Durante su intervención en la clausura de la Asamblea Anual de Socios del Instituto de la Empresa Familiar (IEF), Rajoy ha destacado que los 28 países de la UE vayan a registrar crecimientos del PIB en el próximo trienio, un dato que “debe animar” para “seguir trabajando”.

“Vamos en la buena dirección, la clave es que no nos equivoquemos”, ha enfatizado Rajoy, quien ha indicado que el Gobierno continúa trabajando en la negociación con los grupos parlamentarios para poder aprobar el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE), tras haber superado la votación de enmiendas a la totalidad.

En este sentido, ha defendido que “aprobarlos es un ejercicio de responsabilidad por parte de todos”, por lo que ha marcado la necesidad de centrarse “en culminar su aprobación, para lo cual no basta con 175” votos. “Sin duda, estamos ante un asunto muy importante. Será muy instructivo conocer las razones y los argumentos por los cuales algunos no querrán colaboran en la aprobación, a mí no se me alcanza ninguno”, ha apostillado.

El Instituto de Empresa Familiar, que engloba a cien de las mayores compañías de España (su facturación equivale al 16% del PIB), ha presentado las mejores perspectivas de empleo, ventas e inversión desde que se inició la recuperación. En la clausura de la asamblea anual del IEF, que cumple 25 años, el organismo presentó los resultados de una encuesta realizada a sus socios, que dan una puntuación de 5,88 puntos sobre 9 puntos a la situación económica actual, la más elevada desde 2013, año en el que comenzó a realizar esa encuesta (el suelo se tocó precisamente ese ejercicio, con 2,6 puntos).

Las empresas que integran ese organismo, entre las que se encuentran Prisa, Planeta, Mercadona, Acciona o Barceló, entre otras, se muestran optimistas en las previsiones para este año y para los tres próximos. El 79% de las compañías prevé que su cifra de negocio será mayor este año que en el anterior y el 80% augura que las ventas también serán superiores en tres años a la cifra registrada en 2016. La mejora del negocio también tendrá un impacto directo en el empleo y en la inversión empresarial. El 50% de las firmas consultadas augura que tendrán más trabajadores en plantilla a finales de este año y un porcentaje similar (un 47%) prevé que también será así dentro de tres años. En el indicador en el que no se han producido cambios es en la inversión, ya que los porcentajes de respuestas son iguales en 2016 y 2017: el 75% prevé elevar su inversión y el 25% no lo hará.

En el turno de preguntas, los empresarios le preguntaron a Rajoy por la ausencia de novedades fiscales en la presión fiscal este año y si habría alguna en el corto plazo, en clara alusión a la subida de 8.000 millones de euros que se aprobó a finales del pasado ejercicio en el pago fraccionado del impuesto de sociedades. Rajoy enfrió las expectativas empresariales. “Tenemos una presión fiscal del 33,6% del PIB en España. Es más baja que la de Francia, Italia, Alemania y Holanda. Respecto al tipo del impuesto de sociedades, el tipo nominal (25%) está en el momento más bajo de su historia. La única posibilidad de reducir impuestos es que haya crecimiento económico y empleo”, ha concluido.

El presidente del IEF, Ignacio Osborne, reclamó a Rajoy un pacto por la educación, una simplificación del marco regulatorio y someter a todos los entes públicos a auditorías para mejorar la gestión de lo público.

OBJETIVOS “SIN AJUSTES ADICIONALES”

Rajoy ha recordado que el Gobierno ha elevado la previsión de crecimiento del 2,5% al 2,7% para este año, y ha recalcado que si no se revierten las reformas y se persevera en la consolidación fiscal, en el medio plazo los resultados “serán buenos”.

En concreto, ha apuntado que la economía crecerá a una media del 2,5% hasta 2020, con 500.000 empleos más cada año y con una posición “próxima de equilibrio presupuestario” en 2020, tras salir del procedimiento de déficit excesivo ya en 2018.

En cualquier caso, Rajoy ha afirmado que la estabilidad presupuestaria continuará siendo un “compromiso ineludible”, con unos objetivos de déficit del 3,1% este año, el 2,2% en 2018, el 1,3% en 2019 y el 0,3% en 2020.

En esta línea, ha aseverado que con la estrategia presupuestaria del Gobierno y la “buena marcha” de la economía en el inicio del año favorecen la consecución de la meta de déficit del 3,1% este ejercicio y que pueda alcanzarse “sin necesidad de medidas de ajuste adicionales”.

COTIZACIONES E IMPUESTOS

De igual forma, ha indicado que la reforma “más importante” es la relativa a las pensiones, que se discute ya en el Pacto de Toledo, y ha aclarado que en el “corto plazo” el Ejecutivo no tiene la intención de modificar la normativa en materia de cotizaciones sociales. “Sería muy positivo que hubiera consenso entre los partidos razonables en el tema de pensiones y cotizaciones”, ha agregado.

En cuanto a la recaudación, Rajoy ha avanzado que este año se volverá a los niveles de ingresos tributarios de 2007, y ha afirmado que solo será posible bajar los impuestos con crecimiento económico y creación de empleo. “La única posibilidad que hay para bajar impuestos, algo que me gustaría, es que haya crecimiento y empleo”, ha señalado.

Asimismo, ha citado la sanidad y la financiación autonómica como otras de las principales materias en la que acometer reformas, así como la Formación Profesional y la Educación. “Algunas reformas podremos hacer a poco que haya un cierto sentido por parte de los que nos sentamos en el Congreso”, ha añadido.

LAS PRÓXIMAS REFORMAS

El presidente del Gobierno ha insistido en la importancia de que no se produzca un “retroceso” en las reformas aprobadas que han dado sus frutos, y se ha comprometido a aprobar medidas dirigidas a la creación de empleo “más inclusivo y de mayor calidad” y a trabajar en la mejora del funcionamiento de las políticas activas, con especial atención a los parados de larga duración y los jóvenes, y en materia de FP y formación dual.

También ha mostrado su disposición a alcanzar un Pacto por la Educación, para lo que ya hay abierta una ponencia en el Congreso, si bien ha reconocido que “no será fácil”, y para implementar medidas en el mercado de bienes y servicios para avanzar en la competitividad, y en campos como la energía, infraestructuras, la Agenda Digital y el sector financiero.

Igualmente, el Ejecutivo seguirá impulsando la eliminación de trabas para las empresas en el marco de la Ley de Garantía de Unidad de Mercado, y medidas encaminadas a la iniciativa emprendedora y de desarrollo empresarial con el fin de que “cueste menos iniciar la actividad y sea más fácil mantenerla y ampliarla”.

A su vez, verá la luz la estrategia de eliminación de umbrales empresariales y la estrategia de innovación de la economía española 2017-2020, al tiempo que se aprobarán medidas para promover la digitalización de la economía y actuaciones dirigidas a modernizar la Administración Pública, como la simplificación de contratos, la mejora de los procesos de contratación y de producción normativa.

En el plano internacional, ha avanzado que se podrán culminar “pronto” los acuerdos comerciales de la UE con Canadá y Japón, y antes de finales de año el del Mercosur.

Normas
Entra en EL PAÍS