Cortefiel profundiza sus pérdidas por la reorganización de las tiendas

Pierde 24 millones, cuatro veces más que el año pasado

Apunta a obtener un beneficio en positivo el año que viene

cortefiel

La firma textil Cortefiel ahonda en sus pérdidas por el proceso de cierres y aperturas realizado el año pasado. A cierre de su ejercicio fiscal 2016, el pasado 28 de febrero, contabiliza unas pérdidas netas de 24 millones de euros, cuatro veces más que el año anterior.

"Esperábamos estar en beneficios este año, pero el proceso de saneamiento iniciado el pasado mes de agosto ha retrasado este objetivo al año que viene", explicó el consejero delegado, Jaume Miquel.

Aun así, el directivo señaló que su Ebitda recurrente creció un 6,7%, hasta los 114,6 millones. Las ventas en el pasado ejercicio fiscal también crecieron un 3%, hasta los 1129 millones, aunque supone un 0,2% en superficie comparable. El negocio internacional supone ya el 54% del Ebitda de la empresa.

A cinco años, la compañía espera "haber doblado el Ebitda de 2016", hasta rozar los 230 millones y profundizar en su expansión por "España, Rusia, los Balcanes y México", explica Miquel. Este año pretenden abrir 100 tiendas solo en España. El negocio online también será "una palanca fuerte de crecimiento", de tal modo que en cinco años represente el 10% de los ingresos, frente al 5% actual.

El consejero remarca estos planes a futuro aunque sea un momento "delicado" para la empresa. Los fondos dueños del Grupo Cortefiel, CVC Capital Partners, PAI y Permira, han colgado el cartel de Se Vende a la firma textil en un proceso "que está muy incipiente aún. No se han comenzado las negociaciones en ninguna dirección", explicó el consejero. "El objetivo es encontrar una solución para marzo de 2018 (cuando cumplen los compromisos financieros de los fondos) que nos de estabilidad financiera y solidez accionarial", explica Miquel.

La compañía inició el verano pasado un nuevo plan estratégico que reconducía el posicionamiento de las marcas del grupo "para recuperar a nuestro cliente tradicional", explica Miquel. Los usuarios de entre

45 y 55 años, compradores de la marca Cortefiel, no aceptaron el rejuvenecimiento de la enseña realizado en 2015 y tampoco los jóvenes, con lo que tuvo un impacto serio en ventas.

"Hemos implantado el modelo de Women Secret, que funciona, y la nueva colección se ha recibido muy bien", afirmó el consejero. De hecho, las ventas entre marzo y abril de este año, el primer mes del año fiscal, han crecido un 10% respecto de lo registrado en el mismo periodo del año anterior. "Estamos colocando cada marca (Cortefiel, Pedro del Hierro, Springfield y Women Secret) en su nicho de mercado, eliminando marcas secundarias y buscado sinergias en el grupo a nivel compras, logística o almacén", detalló Miquel.

En este sentido, la compañía ha incrementado en 70 puntos de venta su cartera total. En concreto, a finales de 2016, contaba con 1971 tiendas, de las 1192 son propias, 684 son franquiciados y 96 son corners en otros espacios. Sin embargo, en este proceso, han eliminado tiendas muy grandes como la de Raimundo Fernández Villaverde en Madrid que tenía más de 3.000 metros cuadrados de espacio. "Nuestro formato es más rentable con puntos de venta entre 600 y 900 metros cuadrados, que nos permitan combinar hombre-mujer y Cortefiel con Pedro del Hierro", señala el consejero, que se declara poco partidario de las flagship stores o tiendas de bandera. "Es más difícil rentabilizar el metro cuadrado y a nosotros necesitamos un formato más flexible para nuestra expansión", asegura.

Trabajan además, como comentaron, en la implantación de "nuevos procesos que reduzcan la volatilidad del negocio y aseguren el crecimiento sostenido".

Normas