Infraestructuras

El beneficio de Ferrovial cae un 54% en el primer trimestre por menores extraordinarios

Gana 72 millones, frente a los 157 millones de marzo de 2016

El consejero delegado de Ferrovial, Íñigo Meirás, junto al presidente del grupo, Rafael del Pino, en la junta de accionistas celebrada en abril.
El consejero delegado de Ferrovial, Íñigo Meirás, junto al presidente del grupo, Rafael del Pino, en la junta de accionistas celebrada en abril.

Ferrovial culminó el primer trimestre de este 2017 con un beneficio de 72 millones, lo que implica una caída del 54% respecto a los157 millones de marzo de 2016. El grupo, que ha presentado resultados al cierre del mercado, ha explicado en su informe remitido a la CNMV que la diferencia se debe "principalmente a los impactos extraordinarios que se produjeron en el primer trimestre de 2016". Hace un año Ferrovial se contabilizó los 110 millones de plusvalía por la venta de la autopista estadounidense Chicago Skyway, y otros 21 millones procedentes de la desinversión en las autopistas irlandesas M4 y M3.

El resultado neto en este inicio de ejercicio recoge un dividendo creciente de los proyectos concesionales, que suma 154 millones. Ferrovial también ha declarado la venta de un millón de acciones (3,9%) de la filial polaca de construcción Budimex el pasado 31 de marzo. Esta última operación ha dejado 59 millones en caja, mientras la española mantiene la posición de control con el 55,1% de la filial. Pero la gran novedad en este arranque de ejercicio, comparado con el anterior, es el de la integración de la firma australiana de servicios Broadspectrum.

Las ventas hasta finales de marzo han sido de 2.885 millones, lo que supone una mejora del 38,5% (11% en términos comparables) gracias al tirón en las áreas de servicios y construcción. La primera eleva su aportación a las ventas un 56,1% (6,3% en términos comparables), hasta los 1.807millones por la aportación de la citada Broadspectrum (644 millones). De este modo, Ferrovial Servicios se impone a la devaluación del 9,9% de la libra y los recortes presupuestarios en Reino Unido, donde opera a través de Amey.

FERROVIAL 18,58 -0,13%

En cuanto al área de Construcción, que pasa de unos ingresos ligeramente superiores a los 800 millones a una última cifra de 965 millones de euros, Ferrovial ha destacado la mayor contratación en sus mercados de referencia: Estados Unidos, Australia y Reino Unido. También ha resultado clave la suma de los 53 millones facturados por la estadounidense Pepper Lawson, adquirida en mayo del año pasado.

Mayores costes y menos margen

Tras el salto en los ingresos de explotación por un mayor perímetro, también se han disparado los gastos, que pasan de 1.890 millones en el primer trimestre de 2016 a los 2.660 millones presentados hoy. Con todo, el ebitda sube un 16,7%, hasta marcar los 227 millones y el margen bruto de explotación pasa del 9,3% a un 7,9%.

El grupo que dirigen Rafael del Pino e Íñigo Meirás ha resaltado la evolución "positiva" de los principales activos: la autopista 407 ETR de Toronto (Canadá), que eleva un 5,6% el tráfico y un 15,7% sus ventas, y el aeropuerto londinense de Heathrow, que crece un 2,2% en pasajeros, hasta los 17 millones, y un 2% en facturación. Este último, con un grado de opcupación cercano al 100%, crece tanto por la entrada de aviones de mayor tamaño como por el incremento en el tráfico a Europa, Asia Pacífico, Oriente Medio y Latinoamérica.

Ferrovial declara una deuda neta de 4.514 millones una posición neta de caja de 477 millones si se excluyen los proyectos de infraestructuras (con deuda sin recurso a la matriz). Las cifras eran de 4.266 millones y 697 millones, respectivamente, al cierre de 2016.

33.300 millones en cartera a la espera de sumar contratos ya en firme

La cartera de Ferrovial al cierre del primer trimestre suma 33.329 millones de euros (24.022 millones por servicios y 9.307 millones procedentes de construcción), con un 79% de esa cifra firmado en el exterior.

Esta reserva de trabajo incluye adjudicaciones como el mantenimiento del tren ligero de Manchester y distintas carreteras en EE UU y Polonia, pero están por apuntarse aún la I-66 de Virginia y el tramo conseguido en la mayor circunvalación de Estados Unidos, la Grand Parkway de Houston.

Normas