Política monetaria

La Fed mantiene sin cambios los tipos y reitera dos subidas más este año

El comité considera que la desaceleración del primer trimestre será transitoria

Espera que la inflación alcance el objetivo del 2%

En la imagen, la presidenta de la Reserva Federal (Fed), Janet Yellen.
En la imagen, la presidenta de la Reserva Federal (Fed), Janet Yellen. EFE

El mercado no esperaba modificaciones y así ha sido. Después de dos días de reunión lel Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal (FOMC) acordó mantener sin cambios la política monetaria de EE UU. Los tipos de interés permanecen entre el 0,75% y 1% después de la subida efectuada en marzo. La decisión contó con el visto bueno de todos los miembros del banco central.

En el análisis de la situación macroeconómica, los componente de la institución señalan que la desaceleración vivida en el primer trimestre del año es "transitoria" y "esperan que, con ajustes graduales en la política monetaria, la actividad económica se amplíe a un ritmo moderado a la vez que las condiciones del trabajo se fortalecen y la inflación se aproxime al objetivo del 2%", recoge el comunicado.

Los datos publicados antes de la cita de este mes evidenciaban una ralentización en la expansión de la economía estadounidense. El PIB de los tres primeros meses del año fue el más bajo de los últimos tres ejercicio. Entre enero y marzo EE UU creció un 0,7%, cuatro décimas por debajo de lo esperado por los analistas y un 1,4% inferior al cierre de 2016. Por su parte, la inflación concluyó marzo en el 1,8%, por debajo del objetivo del 2% que establece la Fed e inferior al 2,1% registrado en febrero. Estos datos decepcionantes no han impido al organismo que preside Janet Yellen reiterar su previsión de acometer dos subidas de tipos más este ejercicio. Los expertos barajan junio y septiembre o diciembre como los meses más preferidos para llevar a cabo los cambios en el precio del dinero.

"El mercado de trabajo ha seguido fortaleciéndose a medida que el crecimiento de la actividad económica se desaceleraba. Los aumentos de empleo fueron sólidos y la tasa de desempleo disminuyó", recoge la nota. Por su parte, el Comité señala que el gasto de los hogares aumentó modestamente, pero la tendencia muestra cómo el consumo crece a unos niveles fuertes."La inflación en tasa interanual ha estado cerca del objetivo del 2% que establece la institución, aunque la subyacente (la que no incluye ni precios de la energía ni los alimentos", sigue por debajo de este nivel"; subrayan.

Uno de los aspectos que en los últimos meses ha cobrado un protagonismo especial es el referente al balance de la Fed. El comité ha afirmado que continuará con su política de reinversión de vencimientos. De momento se desconoce cuándo la Fed empezará a reducir su balance, que alcanza los 4,5 billones de dólar  frente al billón que existía en 2008, momento en que el expresidente de la Fed, Ben Bernanke, puso en marcha el primer programa de compra de activos para sacar a EE UU de la crisis y frenar los tipos de interés de la deuda.

Los analistas esperan que esta estrategia deje de aplicarse a partir de enero de 2018, antes de que Yellen concluya su mandato. En febrero expira su puesto y las probabilidades de que Donald Trump confirme su puesto son escasas. El magnate ha criticado la actitud conservadora de la responsable de la política monetaria.

Después de conocerse la decisión de la Fed, los tres índices de Wall Street han mantenido la tendencia bajista que impera a lo largo de la sesión. El Dow Jones cede un 0,04%; el S&P 500, un 0,25% y el tecnológico Nasdaq, un 0,55%. El dólar también se mantiene a la baja y el euro se cambia a 1,09 billetes verdes frente a los 1,094 dólares que marcó a lo largo de la sesión. La rentabilidad del bono de EE UU a 10 años repunte levemente del 2,29% del martes al 2,3% de este miércoles.

Normas